Japón Monogatari

Descubran la historia de la guerra entre Clanes legendarios, guerreros unicos en medio de una tierra de criaturas mitologicas


    Los perros del Shogun ||Privado Himura.

    Comparte
    avatar
    Kudara Ran

    Mensajes : 27
    Inscripción : 21/10/2011

    Los perros del Shogun ||Privado Himura.

    Mensaje  Kudara Ran el Lun Abr 04, 2016 5:28 pm

    Una de las cosas que más odiaba, inclusive más que tener que ayudar a entrenar a los nuevos reclutas era hacer patrullaje en los Jardines Shosei-en, sobre todo en la temporada de invierno donde no había un sólo alma presente, sólo los viajeros que entraban por aquella zona para cortar el camino y evadir a los guardias del shogun que hacían pregunta sobre su procedencia, y por ese mismo motivo es que ellos eran enviados como refuerzos, para observar, vigilar y detener cualquier cosa que se viera extraño; sobre todo a aquellos que lucieran sospechosos o portaran un arma. Las cosas estaban bastante tensas entre los clanes y por cuestiones de seguridad no se les permitía el ingreso a la capital a aquellos que pertenecieran o tuvieran lazos con los Kitzune. Los malditos zorros eran una molestia.

    —Ran-sama, debería de dejar de quejarse, es un gran trabajo el cuidar esta hermosa zona —decía Momotaru, el compañero en esa encomienda de Kudara Ran, el segundo hijo del líder del clan Ookami, y aunque el clan por sí mismo estaba débil no podían dejar que los otros clanes ganaran más terreno.

    —Pues me voy a quejar hasta la muerte —gruñó el albino—. A últimas fechas creo que parecemos más los perros del Shogun que honorables samuráis... hacemos todo el trabajo sucio que los otros no quieren hacer... hace diez años atrás mi padre no hubiera mandado a dos miembros a cuidar como cuida-puertas esta zona —se quejó nuevamente, llevaba el ceño fruncido y las manos cruzadas por sobre su pecho por dentro de la yukata. Ambos samuráis jóvenes caminaban la alameda.

    Los árboles de rama seca sin un sólo brote de sakura daban una apariencia triste, sin contar la falta de sol gracias a la sombras grises que adornaban el firmamento.

    Kudara frunció aún más el ceño cuando notó que un grupo grande de personas se acercaba. Tanto Momotaru como él se hicieron a un lado para que los viajeros pasaran, se trataba únicamente de unos jornaleros que llevaban sus productos para venderlos en el mercado de la ciudad. Nada fuera de lo común. Por la postura de sus cuerpos y sus espaldas se podía distinguir sin esfuerzo que de verdad eran jornaleros y no samuráis enemigos disfrazados de trabajadores del campo. Ran había desarrollado muy buen ojo para ese tipo de cosas.

    —Quedémonos aquí... —ordenó y Momotaru accedió—...si seguimos caminando terminaremos por salir de la ciudad... —pidió el malhumorado joven maestro para recargarse de un árbol y observar sin interés a otro grupo de personas quienes salían de la ciudad. Era un camino muy concurrido a pesar de que no había flores que apreciar.

      Fecha y hora actual: Jue Oct 19, 2017 4:12 pm