Japón Monogatari

Descubran la historia de la guerra entre Clanes legendarios, guerreros unicos en medio de una tierra de criaturas mitologicas


    Hotarubi Ayanokôji

    Comparte
    avatar
    Hotarubi Ayanokôji

    Mensajes : 15
    Inscripción : 06/04/2016
    Edad : 20
    Localización : Dónde el arte llame

    Hotarubi Ayanokôji

    Mensaje  Hotarubi Ayanokôji el Miér Abr 06, 2016 4:35 pm

    Nombre completo: Hotarubi Ayanokôji - Mizutsuki

    Edad: 19 años

    Lugar de Nacimiento: Naha, Okinawa

    Ocupación: Maiko (aprendiz de Geisha)

    Carácter:
    La Maiko Mizutsuki siempre ha sido una chica tan alegre como tranquila. Al ser maiko, su único objeto de vivir es servir a sus clientes, aprender de su mentora y parecer perfecta. No habla si no se lo ordenan, baila con la gracia y gentileza de un junco, toca el shamisen con dedos ágiles como una gacela y siempre tiene las palabras correctas para ofrecer a sus invitados. Por lo menos a ojos de su público.

    Hotarubi es una chica audaz, algo torpe, un poco contestona y bastante visceral. Sus sentimientos pueden aflorar a su piel en cualquier momento y por cualquier motivo. Su risa puede resonar claramente en toda Okinawa cuando algo la hace estallar en carcajadas y su llanto o su furia son tan intensos como su emoción o su euforia. Sus amigas de la Ookiya siempre intentan pararle los pies, pero no puede evitar meterse en problemas debido a que incumple las normas constantemente, ya sea queriendo o sin intención de hacerlo.

    Ganarse su confianza no es nada fácil, pues su vida ha sido dura y ha sufrido varias decepciones, pero una vez que te la ganas, será una persona leal y confiable que hará todo lo posible por ayudarte.

    Descripción fisica:
    Es una chica delgada, fuerte para ser una damisela, de rasgos delicados y expresivos. Su piel es de un tono lechoso, lo cual a veces provoca confusión, pues muchas veces se puede creer que está trabajando (por el maquillaje blanco distintivo de su profesión). Sus ojos son de color ámbar oscuro, y su cabello es largo y castaño, suelto queda a la altura de su cadera.

    En público suele ser vista con ropaje distintivo, kimonos caros de telas bellísimas y sombrillas ricamente decoradas. El cabello bien fijo en recogidos de lo más complicados adornados con pasadores, joyas y perlas. Sus pies caminan sobre zuecos hermosamente tallados y pintados.

    Cuando está en la Ookiya deja su cabello recogido en una coleta alta, viste un yukata sencillo y largo de color marron y sus pies calzan sandalias de paja sencillas y calcetines para el interior de la casa.

    Spoiler:



    Historia:
    Hotarubi Ayanokôji fue hija de un importante comerciante de Naha. Su padre, Tengu Ayanokôji, se dedicaba al mercadeo de los barcos que se utilizaban en el puerto, cobrando por su fabricación, alquiler y uso, el cual por supuesto era bastante grande. Aunque no tenía madre, muerta en el parto, Hotarubi se crió los primeros seis años de su vida como una auténtica dama, una niña de familia, rodeada de juegos y juguetes, sirvientes y compañeras, maestros y cocineras que la complacían en todo lo que ella deseaba.

    La triste realidad era que mientras ella crecía, el negocio de su padre se iba a pique. El administrador de finanzas, el hombre al que Tengu le tenía más confianza, había hecho negocios enormemente turbios con el mercado negro de Koza, utilizando el fondo de inversión de la comerciadora de los barcos. Esa succión ilegal de dinero poco a poco fue deteriorando el funcionamiento de todo el negocio y finalmente, tras una progresiva desaparición de lujos y servicios, la pequeña pero rica familia Ayanokôji se declaró en banca rota. En ese mismo momento las autoridades habían descubierto las innumerables infracciones a las leyes por parte del administrador, pero, al haber éste desaparecido (y no con una corta suma de dinero) el responsable inmediato por el delito era Tengu. Al cual encerraron y ejecutaron cuando Hotarubi apenas cumplía los ocho años.

    Ella quedó en custodia de los primos de su padre, una familia medianamente acomodada que la despreciaba. Sus familiares la repudiaron durante un año más hasta que decidieron que era hora de ganar algo de dinero.

    Entonces la vendieron a Koza, como esclava.

    Cuando ella había tocado fondo después de semanas de incansable caminata junto a otros esclavos, una señora abrió la puerta de una enorme casa. La fila de esclavos se detuvo, con el delincuente que los portaba bastante sorprendidos. Dicha señora señaló a Hotarubi, habló con el hombre, el cual al principio se negó a la venta pero que posteriormente sonrió, se acercó a la niña, le desató las manos y los pies y la llevó a la puerta justo antes de recibir un paquete envuelto. Había sido comprada.

    Su vida como aprendiz comenzó ese día. La lavaron a fondo, comprobaron su virtud, y al dar el visto bueno (y llamarla buena arcilla para moldear) la metieron junto con otras tres niñas a una habitación.

    Extrañamente Hotarubi no se sintió mal. Era consciente de que podría haber acabado en manos de cualquier depravado, sometida a trabajos horribles o denigrantes, como había visto en el puerto de Naha y posteriormente y de peor forma en el de Koza. Las niñas que la recibieron al principio se molestaron por ser despertadas a altas horas de la noche, pero al comprender la situación se acercaron a ella y la reconfortaron. Su primera noche (y las siguientes) no fueron tan horribles después de todo.

    Finalmente el tiempo pasó, chicas llegaron y chicas se fueron, pero ella se quedó, prendada por completo del arte, del baile, de la delicadeza y la dignidad que tenían sus mayores. Tal era su deseo por aprender que no tardó en ser elegida como Maiko, a los quince años se trasladó a vivir con su mentora, de vuelta a Naha y continuó su entrenamiento superior antes de su debut a los diecisiete, cuando le dieron su nombre oficial, Muzutsuki, es decir, Luna de Agua. A día presente adoptó por completo la vida de una Maiko, y espera con emoción por fin convertirse en Geisha.

    Lo único que le preocupa es la elección de su Danna. Sobretodo porque no depende de ella.

    Extras:
    -Adora a los animales y no soporta verlos maltratados. Más de una vez ha sido sorprendida con gatitos o cachorros callejeros ocultos en su habitación, por supuesto siempre la castigan y la obligan a regalárlos. Intenta no comer carne siempre que puede evitarlo.
    -Tiene un gusto casi excesivo por el té verde. Cualquier cosa preparada con té verde le gusta, sea amarga o dulce.
    -Nunca lo admitiría pero le aterran todo tipo de bichos, incluso las mariposas y las libélulas.
    -Odia todo lo que sea pegajoso.
    -Ama el momento en que la preparan y visten para atender clientes, los largos baños calientes y los ungüentos la relajan mucho. Sobretodo que la peinen.
    -A veces tiene pesadillas y llora o grita por las noches muerta del miedo, pero nunca recuerda con exactitud qué es lo que ha soñado.

    Spoiler:
    "Viva LA BAND"
    avatar
    St.Kishi
    Admin

    Mensajes : 217
    Inscripción : 25/07/2010
    Edad : 26
    Localización : Donde se requiera.

    Re: Hotarubi Ayanokôji

    Mensaje  St.Kishi el Miér Abr 06, 2016 5:06 pm

      Temas similares

      -

      Fecha y hora actual: Vie Jul 21, 2017 11:34 am