Japón Monogatari

Descubran la historia de la guerra entre Clanes legendarios, guerreros unicos en medio de una tierra de criaturas mitologicas


    Dragón Escondido

    Comparte
    avatar
    Haku

    Mensajes : 164
    Inscripción : 29/07/2010

    Dragón Escondido

    Mensaje  Haku el Mar Abr 12, 2016 1:39 pm

    El templo de Izanagi, imponente  construcción contrastante con la naturaleza a su alrededor. Creyentes y curiosos lo visitaban constantemente ya que era el lugar mítico donde se creía residía el dios. Haku, antes de hacer su parada en Kyoto, hizo caso a los consejos de su amigo para meditar nuevamente el siguiente paso.

    Haku y  Shun tomaron un permiso en la jefatura para ausentarse cerca de tres años en la caótica ciudad  de Hong Kong por razones personales. Shun hizo un descubrimiento al regresar a su ciudad natal en Shangái lo cual lo condujo a Hong Kong. De cierta manera el viaje y distanciamiento le hizo bien a Haku ya que después de muchos conflictos y malos augurios era mejor alejarse de su familia verdadera. Le pesaba alejarse de esa manera pero algo le llamaba en esa otra tierra que de alguna manera u otra lo conectaba de nuevo con la suya.

    En su estancia en la  ciudad de Hong Kong aprovechó las relaciones que aún mantenía Shun para aprender más de sus disciplinas. Terminó por aprender Kung Fu en el estilo del Dragón mientras que Shun le enseñaba todo lo que había memorizado y aprendido desde niño en la técnica del Tigre. Esos dos estilos hicieron complemento dentro de  la meditación del ex Ookami.

    De regreso a una de las praderas en las laderas del templo de Izanagi, Haku se encontraba repasando lo aprendido con una espada china. Lo que hacía entre vueltas, floretes, patadas y golpes al aire era una suerte de meditación en movimiento. Desde que tocó China tuvo el presentimiento de que se acercaba algo grande y así fue con el descubrimiento de Shun al descender de uno de los Clanes Sagrados por parte de su madre y Shun por su lado  tenía la fuerte creencia en que el destino les estaba mostrando algo más grande.
    La leyenda de las Siete Dagas del Destino hablaban de un ser poderoso, mismo que le daba nombre a éste gran Templo.

    Shun llegó para encontrarse con Haku en ese lugar justo cuando el Capitán  estaba haciendo una serie de movimientos. Entendía que su amigo tenía bastante que hacer, sus caminos se habían cruzado por una razón y estaban seguros que con la nueva información podrían averiguar algo y poner fin al conflicto bélico entre clanes y familias.

    " hey, esa patada  fue más rápida de lo normal"
    Se anunció el hombre de anteojos para hacerse ver, aunque estaba de más, seguramente Haku ya  habría sentido su presencia
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Mar Abr 12, 2016 2:01 pm

    Parte de su trabajo como líder no sólo era el de resguardar la seguridad de todos en el clan y mantener dentro de lo que podía la paz entre las familias que moraban en la zona que le correspondía salvaguardar, había más qué hacer como escuchar las idiotas ordenes del emperador y mediar con el idiota Shogun. Para Tomoe en realidad, ambas ordenes y figuras de autoridad eran igual de patéticas, ¿no se daban cuenta que tarde o temprano un enemigo mayor iba a tomar ventaja de ello? Una fractura en el orden social podía desencadenar un conflicto bélico igual al de los dioses que produjeron las dagas. Sin embargo, aún con todo el poder que Kobayashi Tomoe ostentaba, no tenía ni voz ni voto para aconsejar ni al shogun mucho menos al emperador. Por otro lado, también había otras cosas que le importaban más que si el emperador hacía pataleta porque el shogun le había robado uno o dos dulces, esa otra responsabilidad mayor era salvaguardar la daga concedida del primer Hebi por el propio dios Izanagi y otorgada a los Kobayashi que hasta el momento la habían protegido con su vida.

    Muchos creían que era un mito, otros tanto que era una forma metafórica para hablar sobre alguna gran fortuna. Pero él había visto el poder de las dagas en acción durante aquel conflicto que casi les cuesta la extinción al clan pero que sí se cobró la vida del antiguo líder y de muchos miembros del clan, sin contar que en ese mismo conflicto la daga se había extraviado.

    A últimas fechas, el artefacto había estado inquieto, atrayendo demonios y otras criaturas más que arrastraban destrucción, muchos de los soldados dispuestos al resguardo del escondiete de la daga habían perecido lidiando con aquellos ataques, por lo que un monje conocedor y confiable del clan recomendó a líder que fuese con ella hasta el templo de Izanagi para que la purificaran y calmara el clamor que había en ella. Era un viaje que debía hacer el líder en persona. Así que aventurados en el peligro, se movió sólo con dos de sus capitanes más leales y fuertes para no llamar mucho la atención. Llevó hasta Fukuoka sin ningún tipo de novedad, no dieron tiempo a que ningún yokai los atacara, ahora sólo debían esperar a que los monjes terminaran los preparativos de purificación para regresar a Tokio. Pero aún dentro de los terrenos del templo, no estaban seguros, algún yokai podía atacarlos. Los Hebi se mantenían alerta.

    —Oi... ustedes —habló Takeda Hiromi, uno de los capitanes a las ordenes del líder, le hablaba a dos individuos que parecían entrenar en los laterales del templo—. ¿Quienes son? —Tomoe le había pedido que observara cualquier tipo de anomalidad o peligro en la zona. Hiiro, la otra capitana se encontraba en una de las puertas del santuario donde se llevaba a cabo la purificación, mientras que Tomoe esperaba sentado a lado de un monolito, estaba cansado por el viaje y por cargar la daga. El dichoso artefacto era como un vampiro que absorbía gran parte de la energía de quien la portara, aunque dicho desgaste lo sentías una vez que dejarás de portar dicha arma, pues mientras la llevarás contigo, se podía sentir un poder inigualable como si pudieras conquistar Japón con sólo desearlo.
    avatar
    Haku

    Mensajes : 164
    Inscripción : 29/07/2010

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Haku el Mar Abr 12, 2016 3:10 pm



    Luego de que Shun lo saludara Haku realizó un florete más para envainar la espada en su cinto. No dijo nada, sólo se acomodó el haori chino blanco casi igual al que portaba Shun, mientras una tercera voz interrumpió.

    Shun alzó una ceja girándose hacia el intruso de su platica.
    "oh, buenas tardes "
    se inclinó un poco esbozando una amplia sonrisa. El carácter agradable de Shun no podía faltar en contraste con la seriedad del Capitán.

    En cuanto al Capitán Satoshi, antes de contestar, éste lo miró detenidamente de pies a cabeza, tomando nota de los otros que llevaban vestimentas similares a él unos pasos atrás. Sin duda se trataban miembros de un Clan y por su disposición, estaban cuidando que nadie se acercara al templo. Que mal que Haku se quedó más tiempo de lo necesario practicando sus movimientos, ahora no podía indagar sus teorías dentro del templo.

    " Capitán Haku Satoshi del Escuadron de Fuerzas Especiales y el Teniente Shun"
    Dijo señalando a su compañero. Hablándole con la misma autoridad que el otro samurai. Se acercó un poco más hacia su interlocutor y al templo, buscando en sus vestimentas el indició que le dijera a qué Casa pertenecía.
    Shun por su parte tenía la mirada puesta en las puertas del templo y en la extraña sensación en su piel. Éste y Haku intercambiaron miradas .
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Mar Abr 12, 2016 4:24 pm

    — ¿Capitán y teniente? —el samurái entrecerró la mirada, no podía tragarse tan fácilmente el título, después de todo a últimos meses había más y más impostores haciéndose pasar por agentes del gobierno para cometer sus fechorías, nada le aseguraba al capitán Hiromi que esos dos eran de algún otro clan que deliberadamente habían escuchado algún rumor sobre la estadía de la mismísima daga en el templo de Izanagi.

    Kobayashi había escuchado las voces desde un lateral y acomodó el haori sobre sus hombros se incorporó jalando sus katanas y las acomodó en su cadera para acercarse a ver que ocurría, antes le envió una mirada de advertencia a Hiiro que afirmó sin moverse de su sitio.

    —Neh~ ¿Sucede algo, Hiromi? —cuestionó el líder del clan Kobayashi mientras observaba a los hombres que por reconocimiento advirtió que eran personas fuertes.

    —Líder —susurró Hiromi viendo llegar al contrario, se hizo a un lado. Tomoe usaba un haori de un verde oscuro, el mon del clan al que pertenecía estaba bordado en hilos dorados a la altura de su pecho de lado izquierdo, mientras que el mon de la casa Kobayashi estaba bordado a la derecha.

    —¿Turistas? —preguntó sonriendo Tomoe, cubrió sus katanas con su haori como símbolo de no querer intimidar ni mucho menos.

    —No, señor... Capitán Satoshi Haku del Escuadron de Fuerzas Especiales y el Teniente Shun —hizo las presentaciones Hiromi de forma seria sin dejar de ver a los hombres frente a ellos.

    —Oh... pero no seas maleducado, Hiromi... —Tomoe miró a ambos hombres—. Es extraño que no nos hayamos visto antes, mi nombre es Kobayashi Tomoe, y ellos son mis acompañantes el capitán de la segunda división del clan Hebi Takenaka Hiromi, y la capitán de la tercera división del clan Hebi Takenaka Hiiro... —hizo él las referentes presentaciones—. Disculpen la rudeza de mi capitán pero... estamos aquí por cuestiones delicadas y oficiales... debemos estar alerta... les recomendaría que se retiraran en cuanto antes... —espetó como advertencia Tomoe, claro, sin dejar de sonreír al entretanto.
    avatar
    Haku

    Mensajes : 164
    Inscripción : 29/07/2010

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Haku el Mar Abr 12, 2016 5:38 pm



    En cuanto vieron el mon y la insignia en el "Lider" supieron que estaban tratando con el Nuevo Líder del Clan Hebi no Umi. Haku y Shun ya habían tratado con varios miembros de ese Clan y en realidad habían sido situaciones bastante estresantes, pretenciosas e hipócritas. Sin embargo parecía que el mando había sido pasado no hace mucho, el líder lucía muy joven.

    Ambos agentes del orden se inclinaron respetuosamente cuando se hcieron las presentaciones como de costumbre y al levantarse mostraron sus insignias atadas a su cinto levantando un poco el haori blanco de tela satinada que ambos llevaban. Solo para mostrar una vez más sus palabras.

    "Kobayashi- san, entiendo que ahora es usted el nuevo lider del Clan Hebi no Umi" comenzó el Capitán. " hace un par de años tuvimos el agrado de trabajar e interrogar a algunos de sus miembros en un par de casos " trataba de no dar mucho información.

    Ambos hiceron su camino un poco más cerca del templo sin darle la espalda al joven líder y tener a la vista al resto de su escolta.

    " Al igual que usted Kobayashi-san estamos aquí por asuntos delicados, como bien sabe nuestro deber es mantener la paz por sobre todo, si llegasen a tener problemas, nosotros estamos aquí para ofrecer apoyo" ese había sido Shun haciendo uso de su encantador carisma y rostro amable, mismo que siempre usaba para equilibrar el carátcer del Capitán. Además no todo lo que había dicho era mentira, ellos tenían toda la intención de recopilar información del templo y el hecho de encontra a toda una comitiva resguardando el lugar y mejor aun, que el mismo Líder de uno de los Clanes más problemáticos les pidiera que se retiraran, sólo les dejaba a entender que lo que sea que estuviera pasando allá adentro, era importante en su investigación.

    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Mar Abr 12, 2016 6:09 pm

    Tomoe no era un hombre particularmente pretencioso, era morboso en cuanto a la muerte pero no por eso sacaba peleas a lo bruto sólo por el mero placer de asesinar, por el contrario, los años en el clan lo habían convertido en un ente bastante diplomático, sonreía al emperador como sonreía al shogun, del mismo modo que sonreía a los dos hombres que tenía al frente. Esa sonrisa se convirtió en un gesto astuto y se cruzó de brazos por frente de su pecho por dentro de su yukata.

    La serpiente afiló la mirada.

    —Vaya, el capitán Satoshi-san está muy bien informado —ladeó el rostro sin despegar los ojos del hombre—. Así es... soy el nuevo líder del clan, mi padre el anterior líder fue abatido durante un asalto de los Kitzune, en realidad no me sorprende que sepan sobre lo del nuevo nombramiento puesto que hubo policías en los servicios funerarios del ex-líder —comunicó miró de reojo como Hiiro se incorporaba para estar a la defensiva. Los hombres parecían tercos en seguir andando hacia el templo.

    —Muchas gracias por el ofrecimiento, nosotros les avisaremos si sucede algo que necesite de su ayuda, señores policías —inquirió Tomoe antes de hacer un movimiento de la cabeza y caminar hacia donde Hiiro se encontraba.

    Hiromi hizo una marcada reverencia y siguió a su líder lanzando una mirada por sobre su hombro.

    —Hiromi... —murmuró Tomoe sacando su pipa de tabaco cuando llegó a la puerta del templo.

    —Sí.

    —No los pierdas de vista... —solicitó el líder para dar una larga calada a su pipa y adentrarse al templo, cerró la puerta tras de sí. Hiromi le regaló una mirada a su hermana que volvió a sentarse frente a la puerta del templo con sus katanas a su costado. Atacaría a todo lo que se dispusiera entrar. Al tanto Hiromi seguía rondando la construcción. No faltaría a la orden de su líder.
    avatar
    Haku

    Mensajes : 164
    Inscripción : 29/07/2010

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Haku el Lun Abr 18, 2016 3:30 pm

    Haku realizó una inclinación de cabeza hacia ellos y se giró al mismo tiempo que el Lider y sus guardias, Sólo Shun se quedó observandolos con una sonrisa de zorro. Antes de que Haku se alejara éste susurró por lo bajo.

    " No dejarán de vigilarnos hasta que  nos vayamos, encárgate"

    Al mismo tiempo Haku se alejaba del templo con su ondeante casaca blanca mientras que Shun se acercaba a Hiromi de manera amable

    "Sabe, Hiromi-san, debemos estar al tanto de la situación, no es por querer acaparar la atención o hacer alarde de nuestra posición, de verdad queremos colaborar con ustedes para mantener la paz en la nación "

    Se tomo las manos por atrás de la espalda, avanzando hasta quedar frente a él.  
    " Es difícil debido a los incontables secretos de los Clanes. Cada cosa que hemos descubierto siempre nos deja sorprendidos" ahora admiraba el templo .

    " Es hermoso no? De verdad queremos solucionar ésto de la mejor manera, no nos molestaría tener una alianza con el Clan Hebi, todos podríamos salir ganando"

    Paralelamente al pequeño discurso de Shun, Haku había aprovechado para escabullirse pro los alrededores, no sin ates dejar su casaca blanca con un visitante. Su ropa bajo ésta era de un color verduzco, u aun más oscuro entre las sombras. Aprovechó la vegetación y su velocidad para rodear el templo bajo las sombras y acercarse a él. Encontró un árbol no muy alejado de uno de los techos, subió hasta donde las ramas podían detenerlo y trató de ver entre las ventanas y grabados del templo.

    Algo sucedía, podría notar a varios monjes reunidos y un alteración que no podía descifrar bien. Necesitaba un mejor lugar. Bajó de un salto y con el mismo empuje saltó a uno de los techos con el mayor sigilo. No por anda había sido el agente recurrente para espiar al enemigo. Era tan ágil como un ninja, pero hace mucho tiempo de eso.
    Escuchaba un cántico débil y una especie de zumbido.
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Mar Abr 19, 2016 5:02 pm

    Tomoe se había adentrado al templo donde los monjes hacían el cántico para purificar la daga la cual se movía de forma violenta en una barrera impuesta por otros monjes. Era un trabajo dificil pero lo tenían que hacer, no querían llamar a la mitad de las bestias místicas de ese lado de Japón. Tomoe se preguntaba como es que los otros clanes lograban controlar tal poder. A él no le interesaba en lo más mínimo el poder de las dagas, todo lo que quería todo lo tenía, y era lo suficiente fuerte como para defenderlo y protegerlo con sus manos, pero no era tonto y sabía que si ese poder caía en manos incorrectas podía ser un peligro latente, él no confiaba en nada por eso no tenía intenciones de entregar esa daga a nadie.

    Su primer reacción fue: "Destruyan la daga", pero los monjes comentaron que la única manera de destruirla era junto a sus hermanas, las 7 dagas debían aparecer para ser destruidas en caso de que así lo creyera necesario el dueño, por un momento la idea d ejuntar las dagas pareció tentadora pero no tenía los suficientes hombres como para ponerlos a reunir, el clan pasaba por una taza de miembros muy baja y no debía hacer gastos innecesarios de recursos. Veía en silencio todo.

    Por su parte Hiiro no se apartaba de la puerta y Hiromi parecía interesado en lo que decía el detective aquel. Mantenía vigilado al otro detective que estaba entre los turistas en la parte baja del templo.

    —Si quieren hacer alianza o hablar sobre los "secretos" del clan... estas con la persona equivocada, creo que el maestro podría hablar con usted mejor... —hizo una suave reverencia y caminó hacia donde su hermana, conversaron un poco y Hiiro fue hacia donde los turistas estaban. Hiromi se quedó en el lugar de la puerta. Miraba a Shun desde ahí.

    Se preguntaba que estaban tramando y porqué la insistencia de saber sobre el clan, no es que los Hebi fueran hermeticos o misteriosos, todos en el centro de Japón sabía sobre la existencia del clan más rico de todos, y sus actividades comerciales, no eran como los Tora, por ejemplo, o los Ookami qe parecían un mito. O inclusive las mariposas que eran inexistentes. Sospechaba que algo pasaba.

    Contenido patrocinado

    Re: Dragón Escondido

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Oct 19, 2017 4:24 pm