Japón Monogatari

Descubran la historia de la guerra entre Clanes legendarios, guerreros unicos en medio de una tierra de criaturas mitologicas


    Quien entrena hasta desfallecer

    Comparte
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Mar Abr 12, 2016 5:14 pm

    Antes de que Tomoe llegara al clan, había noticias esperándolos en una de las ciudadelas que eran territorio de los Hebi, su padre lo estaba moviendo a él hacia el este a la base que tenían en el castillo Shiro-ju, ahí tendrían que mantenerse por cuestiones estrategias, el clan completo estaba sufriendo un re-acomodo tras los atentados y necesitaban el ojo crítico del líder pero éste aún se encontraba ocupado dando restableciendo el orden dentro de Tokio.

    —Capitán Shimada, el joven maestro se encuentra en Naha —había dicho el General de Tsubaki al hombre de cabellos azules que se encontraba con una rodilla contra el tatami y una mano apoyando el resto del cuerpo, detrás de él habían sido llamados Hayato y Hiromi, otras dos personas—. Necesito que vayan hacia aquella ciudad y lo asistan en todo lo que él solicite... —explicó serio—. Es una orden de líder y tendrán que acatarla. Cuento con usted y su división para actuar según corresponda.

    —Sí, comandante —el grupo de Shimada, la segunda división afirmó.

    A las pocas horas el grupo se movía al este. Había pasado un mes desde la última vez que un herido Tomoe se despidiera de un preocupado Hayato, ambos sabían que el otro estaba bien por medio de mensajes y rumores, la guerra no daba tiempo a escribir cartas. Así que en cuanto se vieron no fue sorpresa para absolutamente nadie (al menos no aquellos que sabían sobre la relación de esos dos, para los que no sí fue sorpresa, y una muy grande) el que el joven maestro se lanzara contra Hayato derribándole directo al suelo lodoso de las afueras del castillo Shiro-ju donde se instalarían hasta nuevo aviso.

    Pronto Shimada dio a conocer las noticias del clan y Tomoe tuvo que guardar la compostura nuevamente. Él estaría a cargo de esa sede.

    —Deberás reclutar nuevos prospectos para que defiendan ésta zona, Kou... Hiiro, Hiromi cuento con ustedes para organizar las rondas... Hayato —le sonrió con amor el mayor—. Necesito hablar contigo... —murmuró—. Pueden retirarse los demás, descansen, mañana será un largo día... —despachó a todos. Se quedaron en el salón sólo Hayato y Tomoe, el hombre le sonreía con amor—. ¿Cuándo pensabas decirme que quieres irte con la Perra? —murmuró bajando la mirada al blanco tatami.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Mar Abr 12, 2016 5:59 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:12 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Miér Abr 13, 2016 8:24 am

    Él lo miró serio y suspiró sonriendo ota vez, acarició la cola de caballo que le caía por un hombro y lo tocó concentrado escuchando lo que el menor le estaba diciendo. Torció el gesto cuando escuchó la pregunta y lo miró otra vez a los ojos, hizo hacia atrás el cabello negro y se cruzó de brazos.

    —Ni siquiera voy a preguntar si quieres ir porque lo estás considerando, si no hubieras querido hacer eso te hubieras negado en cuanto ella lo sugirió pero... —miró hacia la pared donde se leía un pergamino con el lema del clan: "Lealtad y fuerza". Apretó los labios y movió su cuello mientras buscaba relajarse—. No me voy a poner a que vayas sí lo desees, por el contrario, yo mismo he estado en una constante renovación a mi estilo personal de pelea... sin embargo... —se quedó callado mirando a los ojos a Hayato.

    —Si decides marchar con ella... tienes que regresar por lo menos una vez cada tres meses al clan para que des tu reporte de lo que veas. Ayami es una ronin, por lo cual viaja de forma muy regular, vive en Nagoya pero no es extraño que mueva su residencia si lo cree necesario, tendrás que adaptarte a ella y sobre todo... —frunció el ceño—. Antes de partir, tendrás un entrenamiento especial conmigo... sino lo aguantas... no serás capaz de estar bajo la tutela de la Perra...

    Después sonrió con suavidad.

    —A mí también me da gusto verte bien, Haya-chan... —expresó con voz suave.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Miér Abr 13, 2016 10:33 am

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:12 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Miér Abr 13, 2016 11:16 am

    Tomoe llevaba su ropa de entrenamiento: Yukata negra y hakama color oliva; haori de un tono oscuro casi negro con los bordados del mon del clan y de la familia a la que pertenecía. Frente a él había dos shinais de madera. El mayor abrió los ojos cuando sintió movimiento por frente suyo y se incorporó de golpe tomando el shinai, pateando la otr ay lanzándose contra Hayato para golpearlo sin ningún tipo de advertencia.

    Hiiro y Hiromi observaban todo a un costado.

    —Mierda... —gruñó Shimada que veía desde el umbral de entrada el enfrentamiento desigual. Por el contrario, empujó con el pie la shinai hacia Hayato para que se defendiera.

    El enfrentamiento se detuvo cuando tras un golpe directo a la boca del estomago Hayato perdiera el conocimiento, Tomoe ordenó que nadie se acercara. Él volvió a tomar su lugar en el centro del dojo dejando su arma frente a sí. Pidió un té y le fue entregado comenzó a beberlo con cuidado, observó el vuerpo roto de Tomoe. Los estudiantes que se habían logrado colar a ver el enfrentamiento se quejaron con Shimada cuando estuvieron lejos de los oídos del líder.

    —Es injusto porque Hayato no es tan bueno en la katana... —expresó un chico que en condiciones normales detestaba al Hayato.

    —Pero es el punto... el joven maestro ha dominado todas las formas de la antigua escuela del clan Hebi es por eso que es tan efectiva... la única forma de aprender dichas formas es imitando al maestro... —explicó Kou guiando a sus alumnos. Estaba preocupado por el menor.

    Tomoe dejó de lado el té cuando notó que Hayato reaccionaba. Volvió a tomar su shinai y corrió hacia donde estaba el cuerpo del menor. La misión de la serpiente era acabar con la amenaza que el halcón suponía en su territorio, sería cuestión del halcón defenderse, atacar o salir corriendo.

    Hiiro retiró el té y se alejó nuevamente observando en silencio el combate, ver pelear a Tomoe era como ver una danza. Sus ataques eran pulcros, sus movimientos eran certeros con un propósito y su inexpresivo rostro decoraba perfectamente el cuerpo que gentilmente buscaba hacer daño. No por nada era el mejor espadachín del clan.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Miér Abr 13, 2016 11:52 am

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:12 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Miér Abr 13, 2016 3:01 pm

    Sí. Eso era un mero juego de niño para Tomoe quien había retrocedido unos pasos dándole la ventaja a Hayato para que se recuperara, pero en vez de eso, el menor parecía que iba a desfallecer nuevamente. Por dentro el hombre berreaba y se negaba a continuar con la tortura. Sin embargo se alistó y lo señaló con la shinai antes de adoptar la pose de la última forma de la escuela del Dragón gemelo. Le hacía falta un arma para poder ejecutarla en todo su esplendor pero le daba igual. De momento, le iba a hacer ver al menor la diferencia que había entre ellos. Entrecerró la mirada, afilando los colmillos para correr hasta donde el menor trataba de recomponer el aliento. Más tardó Hayato en alzar la mirada que en acabar de boca al suelo con las encías sangrantes y otra vez la consciencia fuera de sí.

    Hiiro fue la encargada de curar los moretones que habían nacido en el cuerpo del Sakurai tras el terrible entrenamiento al que había sido sometido, colocando en cada uno de los morados un ungüento que olía mal pero que aliviaba el dolor, al mismo tiempo que suministraba una crema en las encías que le ayudarían a bajar la inflamación de la boca.

    Cuando Tomoe terminó su ronda de la revisión de las tareas que había encomendado a sus subordinados llegó hasta la recamara del Sakurai para terminar de colocar él el medicamento. Despachó a Hiiro y se quedó observándolo en silencio, acarició con dedicación el cabello negro para después recostarse en el tatami sin dejar de ver el cuerpo del niño que dormía en su futón. Ya no era más un niño, era un adolescente que en un par de años alcanzaría la madurez total, pero había sufrido tanto a la misma cantidad que cualquiera de los miembros más experimentados de sus tropas. Cerró sus ojos alzando una mano del herrero y con la otra abrazando sus katanas.

    A la mañana siguiente a Hayato le esperaba un abundante desayuno en su alcoba y la indicación que debía presentarse al medio día en el mismo lugar donde había entrenado con el mayor el día anterior.

    Y al igual que el día anterior, el joven maestro esperaba sentado en el medio del patio donde la practica se había realizado el día anterior, dos shinais frente a él. Bebía tranquilamente té. Usaba un atuendo muy similar al que había estado usando antes sólo que sin la hakama, sólo una yukata clara y un haori. Una moza se acercaba con una pipa de tabaco que el joven maestro había solicitado. Dio un par de caladas y alzó la mirada al instante en que Sakurai aparecía. No se movió sólo siguió fumando en tranquila espera.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Miér Abr 13, 2016 4:45 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:12 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Miér Abr 13, 2016 5:14 pm

    —Ya está mejor... —comunicó Hiiro hincada a espaldas de su maestro que veía distraído un manzano. Shimada serio observaba también a Tomoe quien afirmó y repitió el ritual de ir a dormir a lado de Hayato. En silencio lo observaba, se sentía miserable al saber que era él quien dejaba de aquel modo al hombre que durante tanto tiempo había amado. Apretó el manito vendado puesto que el futuro líder le había aplastado los dedos con el pie para que soltara la shinai en un momento en que el combate fue cuerpo a cuerpo sin arma. Besó los dedos y dejó la palma contra su rostro. Tomoe lloró en silencio esa noche pidiéndole perdón.

    A la mañana siguiente, le dieron de comer a Hayato y le llevaron unos pergaminos donde se dictaba las formas y su uso más efectivo. Ese día no hubo entrenamiento, ni al siguiente. Pero al tercer día, fue solicitado nuevamente en el patio de los manzanos. Pero a diferencia de los otros días. Había más gente cuatro hombres hincados. Shimada y Hiiro estaban presentes, y un par de guardias más, todos armados. Tomoe lucía uno de sus esplendorosos trajes pero sucio y su nariz sangraba. Cuando llegó Hayato el líder lo miró serio y se hizo a un lado lanzando una mirada a Shimada.

    —Sakurai, estos hombres pertenecen a un pequeño clan de la zona que están inconformes con la llegada del clan Hebi... así que intentaron asesinar al joven maestro mientras él tomaba su caminata habitual —recitó Shimada mirando a Hayato—. Nuestro benévolo joven maestro ha decidido brindarle a uno de ellos la oportunidad de salvar su vida... —los hombres alzaron la mirada a Shimada con esperanza en sus ojos—...y ha decidido que si te vencen a ti podrán irse vivos.

    Tomoe se sentó en su cojín en el corredor que daba hacia el jardín sin dejar de ver la espalda de Hayato, es decir el menor estaba justo frente a él.

    —¿Sólo uno? —cuestionó uno de los prisioneros antes de que tres guardias ejecutaran cortando la cabeza de los tres desgraciados que no habían corrido con suerte. Un cuatro guardia cortó la soga de las manos y los pies del hombre al mismo tiempo que le proporcionaba una katana. Tomoe se recargó de una de sus rodillas mirando serio la escena.

    —¡ERES UN MALDITO MONSTRUO! —rugió el sujeto mientras que apretaba la katana y salía corriendo con claras intenciones de atacar. Su mira no era Hayato. Shimada avanzó un paso pero comprendía de que iba todo, Tomoe no se inmutó, para el caso el sobreviviente era un samurái experimentado pero con una técnica pobre. Era nada si se comparaba con el joven maestro. Sería bueno que Hayato aplicara lo que había estado aprendiendo con espadas reale sy no de madera.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Miér Abr 13, 2016 5:57 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:12 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Jue Abr 14, 2016 5:44 am

    Cuando el cuerpo de Hayato fue retirado del patio, Tomoe se quedó ahí mirando la mancha de sangre de los ejecutados. Miraba sus manos que temblaban, había hecho asesinar a muchos hombres pero era la primera vez que realmente sentía el peso de esas muertes. Había un propósito tan simple como si no asesinaba lo asesinaban a él. ¿Por qué no lo podía comprender Hayato? Se cubrió el rostro. ¿Estaba cometiendo un error al estar orillando a Hayato a tomar decisiones tan radicales?

    Bebió, esa noche bebió como en un tiempo lo había hecho. La luna ni siquiera era llena pero él estaba bebiendo en el exterior. Adivinaba su reflejo en el sake que se había servido. Realmente era una basura al lastimar de ese modo a la persona que más amaba en esa vida o la siguiente. Tiró el vaso y se quedó ahí sin más.

    Por la mañana fue Shimada el que llevó el desayunó a Hayato, sabía de la delicada condición que tenía por lo cual no quiso exponer a las mucamas a un ataque por la alteración del niño o que vieran algo desagradable. Kou se acercó hasta el futón vacío, había visto de reojo a Hayato y dejó la comida ahí, se sentó en seisa y miró hacia la ventana.

    —Si no quieres seguir sólo tienes que decirlo, Sakurai —expresó el maestro del chico sin voltear a verlo—. Nos duele a todos ver como el joven maestro te trata así sin poder intervenir porque fue algo que tú decidiste... sólo desiste de esta loca idea y te enviaremos de regreso a Edo con tu familia, Tomoe regresará pronto así que todo será como antes... —masculló cabizbajo Shimada.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Jue Abr 14, 2016 1:17 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:12 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Vie Abr 15, 2016 4:52 am

    Tomoe no estuvo seguro qué había pasado con Hayato pero todos se volvieron testigos de su desmejora, en un punto Shimada llegó a orillar a Tomoe contra una pared golpeándolo contra la misma y sosteniéndolo por la solapa de la yukata, en ese momento Tomoe estaba en la misma condición pero no podía mostrarlo, sufría ante ver como Hayato se tornaba un muerto en vida.

    -Sí él decidió seguir éste camino pues lo respetaré y lo voy a apoyar –exclamó con voz tenue el samurái. Shimada lo estrelló otra vez contra la pared y Tomoe jadeó sin oponer resistencia.

    -Eres un maldito malnacido Tomoe, ¿qué no ves que ya no puede más? –preguntó Kou mirándolo con rabia en los ojos-. Dijo que aprendía o moría… y yo no veo avances en el niño… él no está hecho para un camino al que tú y yo vemos con tanta naturalidad como dormir o ir al baño… ¿no has notado como tiembla de miedo cada vez que te acercas u oye tu voz? –vociferó apretando más fuerte la solapa. Tomoe bajó el rostro con la boca fruncida.

    -Lo siento mucho, Kou… si él no retrocede, yo no lo voy a hacer… -exclamó el futuro líder. Kou no toleraba esa respuesta así que sólo le quedó empujar al joven maestro y retirarse.

    Para la mañana siguiente que volvió a ver entrenamiento. Tomoe ni nadie sabía de la pequeña tortura personal que Sakurai experimentaba. Ese día lució peor que cualquier otro. Kobayashi se preparó y volvió a correr hacia él, no podía ser blando a esas alturas, sería faltarle el respeto a la determinación y sufrimiento del herrero. Aunque lo que menos se esperaba era que Hiromi Y simada corrieran a auxiliar a Hayato quien se desgarraba la garganta pidiendo perdón. Los ojos azules se abrieron de par a par siendo alejado por Hiromi que lo empujaba.

    El grito había sido proliferado de manera tan autentica que por un momento creyeron que de verdad Tomoe estaba a punto de asesinar al menor. Shimada sostuvo con fuerza contra su pecho a su estudiante, lo sentía temblar contra él suplicando por no ser asesinado.

    Tomoe dejó caer el arma y aspiró por la boca asustado, se acercó unos pasos pero antes de que pudiera siquiera extender la mano hacia Hayato nuevas suplicas vinieron. En las orbes azules se dibujó el mismo terror que el menor sentía. Shimada lo cargó contra su voluntad y pidió un preparado de láudano para drogar a Hayato y obligarlo a descansar. Tomoe dudó sobre si Hayato podría o no hacerlo.

    En la habitación de Hayato, Shimada peleó con Hayato para que bebiera aquel té y cuando ganó se quedó a su lado para velar por su sueño intranquilo. Durmió gran parte del día y sólo despertó para comer, volvió a ser dormido. El joven líder tuvo que moverse por cuestiones de trabajo así que tardó dos días más en volver. Para el tercero solicitó a Hayato en su habitación, quería hablar con él. Se encontraba limpiando sus katanas con esmero esperaba que en esa ocasión Hayato no le rehuyera con la mirada.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Vie Abr 15, 2016 3:30 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:13 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Vie Abr 15, 2016 4:04 pm

    Tomoe no sabía si se estaba enfermando por culpa de todo lo que estaba pasando en Naha o por la situación que estaba viviendo con Hayato; el chico no podía sencillamente respirar el mismo aire de la misma habitación que el pequeño herrero antes de que éste corriera con desesperación para salvar su vida. Comprendía que había quedado impresionado por las ejecuciones a los prisioneros pero le estaba matando el hecho que no pudiera ni hablar con él para explicar que en realidad esos hombres se merecían ese castigo, la situación lo tenía con dolor que empezaba a volverse de ser emocional a ser una cuestión física. No dejaba de pensar en ello.

    Sin embargo, lo que nunca, nadie considero, es que las cosas se salieran realmente de control al punto que la vida de otras personas se vieran en un verdadero riesgo total.

    —¿Cómo que asesinó a un guardia? —preguntó el joven maestro mientras que cruzaba los pasillos del castillo. Hayato y el resto de los guardias estaban ubicados en la planta baja mientras que él y los dos generales que había llevado consigo estaban en otra zona, pero ahora, por la situación que le relataban había tenido que jalar sólo un haori y salir con yukata de descanso, katanas en mano, y recorrer todo el castillo a paso apresurado.

    Casi al llegar escuchó como dos mucamas llevaban a una tercera que lloraba aterrada por la situación, al ver la escena. Kobayashi corrió más rápido. Cuando llegó sus ojos se abrieron de golpe. Hayato no había permitido que alguien retirara el cuerpo del guarda de la "línea" pues les apuntaba y por temor a que soltara la flecha Kou dio la orden que nadie se acercara.

    —¡Ahí tienes tu maldito resultado! —vociferó el de los ojos ámbar a su joven maestro. Tomoe estaba tan sorprendido como cualquiera, se acercó con la katana en mano. Tragó saliva y dejó de lado lo que le decía el capitán Kou.

    —¡Hayato! —gritó Tomoe—. ¿Qué demonios te sucede? —preguntó mientras se acercaba más—. ¿Qué has estado tomando? ¿Por qué estás tirando flechas? ¿Crees que éste hombre merecía morir? —cuestionó y se acercó todavía más directo casi a tocar la línea, se quedó muy en el limite, lo miraba serio.

    Kou pálideceo, y por poco irrumpe cuando Tomoe lanzó las katanas lejos de él.

    —Haya-chan... ven acá... —suplicó mientras extendía los brazos. Hiiro se mantenía a un costado para derribar a Tomoe en caso de ser necesario, no veía muy convencido a Hayato de querer bajar pero sí de tirar esa flecha—. Hayato... ven... sino queires estar acá, dejamos el entrenamiento y te mando a Tokio... lo prometo... volverás a tu vida normal y te juro que no volverás a saber nada del clan... lo juro...

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Vie Abr 15, 2016 5:08 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:13 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Vie Abr 15, 2016 5:22 pm

    El clan entero presente en la peculiar escena jadeó al momento en que la flecha se clavó entre los pies de Tomoe, incluso rasgando un poco el borde la yukata que usaba. El mayor no se fijó en ese detalle, ni siquiera parpadeó cuando el otro le disparo, pudo hacerla esquivado sin problema (había entrenado antes con Kou) pero lo único que hizo fue detener a Hiiro que se iba a lanzar sobre sí para rescatarlo, por el contrario, aspiró, armándose de valor. La puntería de Hayato era ten temible como el de la Bestia y eso era bastante peligroso en las condiciones en las que se encontraba actualmente.

    Hizo pequeñas señales con los dedos a Hiiro mientras el pequeño arquero daba su monólogo, y entonces Tomoe comprendió lo que ocurría. Mordió sus labios y entonces se movió rápido hacia el árbol, todos jadearon, y fue cuando Hayato estuvo muy ocupado tratando de darle a la escurridiza serpiente pero descuidando su espalda, seguramente lo último que sintió Hayato era el ser derribado y caer completamente contra el piso con un peso extra. Hiiro se había trepado por detrás y se había tirado cuando Hayato estuviera disparando a Tomoe.

    Una vez en el piso cuatro hombres se lanzaron a desarmar al niño y Hiromi amarró al pequeño, amordazándolo de tal manera que no hiciera daño a nadie ni a sí mismo. Kou preparó la droga y pronto lo estuvo cargando a la habitación donde había estado recluído, ahí, tuvo fiebre, se movió, se retorció. Necesitaba desintoxicarse.

    A diferencia de otras veces, Tomoe se quedó todo el tiempo, fumaba. Ahora lo hacía con más frecuencia. La habitación por completo la rodeaba un delicioso aroma a madera aromática quemada, era gracias al cerillo con que le daba vida al tabaco. Tomoe observaba fijamente el rostro de Hayato y cambiaba los paños de agua para bajarle la temperatura, estaba abarrado al piso, no querían que la desgracia ocurriera de nuevo, después de todo, había herido a varios entre ellos a Hiromi que había mordido casi arrancado un pedazo de piel mientras lo amarraba, a otro le había roto la nariz tras darle un cabezaso y a Tomoe una flecha le había rozado el hombro. Hayato era un guerrero letal pero no estaba hecho para la guerra.

    —Te irás a Tokio... —susurró mirándolo con tristeza—. Lo siento... —murmuró dando otra calada a su pipa. Cerró los ojos tratando de descansar.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Vie Abr 15, 2016 5:39 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:13 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Vie Abr 15, 2016 6:07 pm

    La serpiente lo observó como se removía, como luchaba, como trataba. Dio una larga calada a su pipa y lo degustó lentamente en su paladar hasta que rompió en su garganta, lo soltó con la misma lentitud que el de una serpiente que se arrastra para alcanzar un lugar. Ladeó el rostro curioso, Hayato parecía confundido y desorientado, debía de serlo. Vio caer el paño y después los ojos de ambos chocaron. Tomoe no parecía serio, estaba serio. Enfocado, disgustado.

    Escuchó la pregunta y enarcó la ceja, había olvidado todo lo ocurrido, muy conveniente. Tomoe dejó de lado su pipa para acercarse con precaución a Hayato aún sin contestar la pregunta. Shimada le había dicho que debía ir con cuidado puesto que en un pequeño descuido Hayato lo había derribado y fue donde la locura comenzó. Tomoe no iba armado, confiaba mucho en su capacidad y técnica para someter a Hayato en caso de que se pusiera violento como antes pero dudaba que pudiera golpearlo únicamente para noquearlo como hiciese Hiiro en su momento, por otro lado le preocupaba más la estabilidad emocional del pequeño herrero.

    Con cuidado desamarró las manos y después se alejó, que él terminara desamarrar los pies. Bajó la mirada al tatami que acarició con concentración.

    —Te pusiste histérico y a todos nos confundiste con yokais... te subiste a un árbol y te astillastes las manos... antes de eso derribaste a Shimada-sensei y robaste su arco con flechas... desde el árbol empezaste a disparar a todos y tuvimos que derribarte para bajarte —explicó mientras se sacaba la yukata y mostraba la herida ya curada, miró a Hayato—. Eres un guerrero muy fuerte, Hayato... hablé con Shimada... será tu decisión irte a Tokio o quedarte... —lo miraba a los ojos serio—. No te quiero obligar a nada... no sería mi estilo...

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Sáb Abr 16, 2016 6:58 am

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:13 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Sáb Abr 16, 2016 4:13 pm

    El futuro líder de las serpientes observó en silencio la reacción de Hayato, por lo menos no había tratado de salir huyendo pero seguía siendo aquella una reacción para nada adecuada a como era él. Empezó a acomodar la yukata sobre su hombro para cubrir la herida. Después el haori oscuro en silencio tratando de no darle importancia, le había mostrado la herida sólo para que le creyera y que no pensara que era un engaño de él, después de todo Tomoe empezaba a creer que Sakurai realmente lo odiaba. Una vez su ropa estuvo acomodada sobre su cuerpo tomó su pipa.

    Dio una larga calada y acercó un tazón con agua para que pudiera refrescar sus labios, la voz había sonado pastosa y podía notar desde su posición los labios partidos del menor. La droga suministrada por Kou tenía efectos secundarios que sino eran tratados con cuidado podían causar severos problemas.

    A la pregunta angustiada del herrero, Tomoe bajó el rostro viendo la unión del tatami y la forma del tejido de éste.

    —No heriste a nadie más pero estuviste a punto de hacerlo, Hayato —murmuró—. Así que... sólo fue un arranque de locura por el cual no te quiero ver cursar de nuevo... moriría antes de verte sufrir como parecías estar sufriendo... —sus ojos estaban aún en el suelo. Dejó de lado la pipa y se acomodó de tal modo que hacía una reverencia en forma de suplica, su frente tocó el piso.

    —Hayato... reconsidera por favor tu posición... perdoname... no quería herirte... —la voz sonó rota y sinceramente arrepentida, Tomoe estaba sufriendo el doble de lo que estaba sufriendo el nene. Si desistía ahora Tomoe sabía que Hayato iba a poder retomar su vida, pero sino lo hacía... dudaba que hubiera vuelta atrás.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Sáb Abr 16, 2016 6:52 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:13 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Sáb Abr 16, 2016 7:53 pm

    Sintió las caricias, pero era como si no se las entregaran realmente, era como si ese que le tocaba fuese alguien distinto al tierno Hayato quien siempre estaba dispuesto a tomarle la mano sin importar qué, ante las palabras que le daba el menor se daba cuenta que en realidad le había tomado la mano sin dudar porque jamás había visto quien realmente era. Ahora Hayato dudaba si seguir entrando a la madriguera de la serpiente. Él se había dejado engatusar por la belleza de la piel y había olvidado que la serpiente tenía colmillos con abundante veneno, con veneno peligroso y letal.

    Se incorporó cabizbajo, había hecho daño a la única persona que quería cuidar en todo el mundo, la única persona en que podía confiar y sabía que no lo traicionaría, ahora veía que no era así.

    —Nunca he sido amable, Hayato... siempre he sido así como lo viste aquella tarde... y para mí, esa fue la solución justa, si los dejaba ir iban a volver a regresar con más de ellos para asesinarme... —tragó saliva. Aspiró por la boca y la voz tembló a continuación—...pero sí tú me pides... que baje las armas de ahora en adelante frente a mis enemigos... yo lo haré... —susurró—. No quiero perder tu amor y tu mano, Hayato... pero... no puedo dejar de ser quien soy... nací con... —miró su mano con la que peleaba, la dominante, y la apretó—.. nací con el don y lo han explotado hasta el cansancio... estar a mi lado no sólo es volverse fuerte porque sí, Hayato... estar a mi lado también implicará vivir rodeado de más muertes, más destrucción y más dolor... cosas que te parecerán injustas pero que a mis ojos serán lo más razonable... —se incorporó Tomoe y miró al menor.

    —Te suplico... que consideres si quieres seguir... no sólo con este camino... sino también... siendo el receptor de mi amor... —hizo una leve reverencia y caminó a la salida—. Descansa, Haya-chan... —susurró la puerta corrediza se abrió. Hiiro esperaba por su maestro. La puerta se cerró.

    El joven maestro temblaba con cada paso que daba, se encontró con un chico de la servidumbre que llevaba una charola con té y la primer reacción de Tomoe fue tirarle la bandeja, tazas, tetera y demás trastesillos volaron y muchos se rompieron al estrellarse a la madera. Después el joven maestro empujó al chico frustrado. Hiiro lo tomó del brazo para detenerlo.

    Tomoe gritó frustrado y marchó a su pieza. Hiiro ayudó al mozo que temblaba aterrado a incorporarse, después entre ambos recogieron los trozos de la travesura del joven amo.

    Invitado
    Invitado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Invitado el Sáb Abr 16, 2016 8:22 pm

    Como este personaje ya no tiene propósito, tampoco veo el por qué lo que una vez escribí con él deba seguir aquí.


    Última edición por Sakurai Hayato el Sáb Feb 11, 2017 7:13 pm, editado 1 vez
    avatar
    Kobayashi Tomoe

    Mensajes : 275
    Inscripción : 23/01/2016

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Kobayashi Tomoe el Dom Abr 17, 2016 3:24 pm

    Tomoe había enviado ordenado a los guardias y a todos en el clan que nadie debía de decir absolutamente nada porque de lo contrario terminaría por castigarlos cruelmente. A sabiendas de que el joven maestro podía ser igual de cruel de lo amable que era prefirieron seguir la orden, sin embargo aquella criada había acabado por ser motivada por su mismo miedo y traicionó la orden que buscaba preservar la consciencia limpia del futuro Wakka del joven amo.

    La tormenta se había desatado cuando todos habían pensado que se había calmado el turbo cielo sobre sus cabezas y en sus corazones. Y pronto lo descubrió el joven amo cuando su lectura fue interrumpida de modo abrupto.

    Una de las mujeres de compañías que servían en el castillo se petrificó cuando vio como el herrero entró de forma estrepitosa al jardín haciendo que dejara a medias su labor de servirle más té al segundo Kobayashi, quien no supo que pasó hasta que el grito lo hizo despertar.

    —¿Qué? —parpadeó confundido incorporándose. La geisha miró todo con algo de temor sabía que las serpientes en general eran de carácter voluble e incluso había escuchado que uno de ellos había asesinado a uno de los suyos sólo porque sí. Tomoe tras ver el temor de la mujer le hizo un movimiento con la cabeza para que se retirara, por lo cual su atención se centró por completo en Hayato—. No sé de qué me estás hablando... —susurró con el ceño fruncido—. Cálmate, Hayato... —pidió con tono suave que buscaba ser conciliador.

    Llevaba su cabello suelto así que lo hizo hacía atrás.

    —Si no te dije nada... fue porque no quería que te culparas... no lo hiciste tú... no lo hiciste intencionalmente, y no tuvieron porque habértelo dicho —murmuró con la idea de encontrar al culpable de aquella calamidad—. Ahora... vamos a tu habitación, pediré té... descansaremos y olvidaremos esto... —intentó acercarse tomándolo del brazo con tierno gesto suplicando no ser empujado como antes, no ser rechazado—. Vamos, Hayato... no tienes la culpa de lo que te ha pasado... sólo yo he sido el responsable... yo soy el monstruo aquí y tú una de mis víctimas... así que no pienses en ello...

    Contenido patrocinado

    Re: Quien entrena hasta desfallecer

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 10:34 pm