Japón Monogatari

Descubran la historia de la guerra entre Clanes legendarios, guerreros unicos en medio de una tierra de criaturas mitologicas


    Olmos y rosales || Privado.

    Comparte
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Dom Abr 17, 2016 11:50 am

    Aunque era exitante la forma en que Kotetsu respondía siempre deseoso de remediar la lejanía con la que a veces se mantenían deseoso de mostrar  su afecto por el mayor a Jamal no le gustaba nada, que juegara con él de esa forma, el solo pensar  que muchos rondaran cerca de él le hacía sentir un nudo en el estomago y se le revolvian las tripas como si desearan que devolviera lo poco que había comido.

    No, eso no le gusto nada, por ello se quedo en completo silencio, su mente estaba en otro lado por ello aunque sentía la traviesa lengua jugar con sus dedos de forma lasciva simplemente su mente estaba en otro lado, su cuerpo por consguiente si estaba conectado alas insinuaciones que el menor comenzaba a provocar como si fuera un fosforo, su entrepierna comenzo a lanzar pequeñas descargas de elestricidad pidiendo atención.

    El Yakusa tenía la frente arrugada presa del enojo que ahora ya no podía evitar, siemplemente se paso por todas las caras que recordaba de los ookami y se invento otros como Okashi quien trataba de seducir a su niño cada que lo miraba bañarse en el lago, pasaba su vista por todo el blanco cuerpo y se acercaba peligrosamente a él, el chcio sonreia timido ante su sempai [Si era su sempai ] entonces Okashi pensaba que era una invitación por la tierna sonrisa que salia de sus labios, y se acercaba más sin nada encima, su niño no se había dado cuenta de lo que había ocasionado, para cuando lo hizo Okashi lo abrazo por detrás metiendo su $%#$&%$&% por el trasero del menor ....

    Quien lo viera notaria como el puño del mayor comenzaba a cerrarse peligrosamente, su rostro comenzo a volverse de un color rojo marca me lleva el demonio, y su entrepierna decia, "sacame de aquí quiero co-er " no simplemetne era demasido incluso para él.

    Pero entonces vino a su mente ese nuevo chico poco mas grande que Kotetsu pelo largo y sonrisa fanfarrona, Ryu siempre que veía a su niño le hechaba el brazo a los hombros y le picaba sus mejillas [Que no sabía que eran solo de JAmal ¡???? ] se acercaba siempre a él parecía que no conocia lo que significaba el  espacio personal [Por que demonios se acercaba tanto a el ]] entonces cuando acababan de entrenar el se quedo al ultimo, Kotetsu terminaba por limpiar y el se ofrecia a ayudarle, entonces los dos solos y juntos Ryu aprovechaba y se le tiraba encima Kotetsu se sonrojaba y con ojitos lagrimones le decía que se detuviera, pero Ryu sonreía lascivo y pensaba que el sonrojo en su niño era una invitación y entonces al acercarse más y dejar caer las caderas le clavaba su "#$"%#$%& por el frente. ...

    NEgo, esta vez mas efusivo y mas molesto que antes, giro para verlo ahí ronroneando sobre su brazo como una pequeña bola de ternura, apretó los labios e hizo un mohín que claramente convinaba mejor con los gemelos que con él un hombreton de cuarenta y tantos...Se levanto dejando caer al joven samurai, y comenzo a avanzar hacía la casa pateando todo lo que estaba a su paso, hasta que se topo con un árbol de castañas quien no toleraria que lo golperan nada mas por que si, no cayo, el moreno lo vio como una afrenta, como Shion el maestro de Kotetsu quien aprovechaba que el joven no podía hacer cierto ejercicio  y ahí enfrente de todos lo tomaba por lass caderas para "enseñarle el movimiento " y se pegaba junto a el pegando contra sus caderas su "##$ %#$%& y clavandoselo por el trasero, ahí ala vista de todos maldito sensei rabo verde ¡¡¡ entonces cuando Kotetsu lo sentía se apartaba sonrojado y pidiendo perdón al no saber como reaccionar pero el senseía todo eso lo veía como una clara invitación y entonces después de que las clases terminaran cayendo la noche lo llamaba a su pieza y entonces ahí le #"$"$"#%#$%#$"##"!#! por los ojos y por todos los orificios que tenía ...

    Miro de reojo por sobre su hombro con desprecio tomando el árbol de castaños entonces furico y lleno de ira comenzó a golpear y patear el árbol hasta que este comenzó a partirse, de igual modo las manos del yakusa comenzaron a abrirse dejando marcas de sangre por todo el tronco....
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Yura Kotetsu el Mar Abr 19, 2016 5:46 pm

    El menor no comprendió absolutamente nada de lo que había pasado: un segundo estaban a punto de hacerlo y al siguiente, Jamal ya estaba por ahí diciendo improperios y rompiendo a puños la casa. Yura se incorporó sin entender y parpadear completamente confundido. Se acercó hasta el líder yakuza cuando éste comenzó a descargar una increíble ira contra un árbol. Jadeó cuando hubo sangre y entonces su último comentario de algún modo retumbó en su cabeza.

    Abrió mucho sus ojos. Jamal estaba celoso.

    ¿Pero tanto habían sido sus celos por sólo una expresión vacía sin reales fundamentos?

    No supo que hacer, ni que decir para que se calmara, una parte de él se sintió enternecida y la otra le entró un terrible temor. Jamal sufría de celos enfermos, lo comprendía, después de todo él era el producto de una infidelidad, una infidelidad profunda que había dejado marca por siempre en el mayor. Se removió y aspiró por la boca para caminar hacia él y sostenerlo del torax, lo abrazó fuerte por la espalda y hundió ahí su rostro esperando a que el mayor se calmara.

    -Lo siento, lo siento... -susurró tratando de apartarlo para que no siguiera golpeando el árbol. Se coló interponiéndose entre el árbol y Jamal y lo miró a los ojos.

    -Te estás dañando -lo tomó del puño con un esfuerzo sobre humano y lo abrazó contra su pecho-. Calma... por favor... mírame... Jamal... mírame... -ordenó alzando una mano y haciéndolo a que lo viera, sosteniendo fuerte el rostro. Apretó los labios-. Lo siento, no tuve que decir eso... mira... tócame, estoy aquí, soy tuyo... nadie más me ha tocado jamás... nadie lo hará jamás.. sólo te pertenezco a ti... -inquirió haciendo que el puño lastimado tocara su pecho, su rostro su cuello-. ¿Ves? -musito cmordiendo sus labios-. No tienes porque pensar cosas raras... jamás te engañaría con nadie ni permitiría que alguien me tocara.. sólo existes tú aquí... -sus manos guiaron la mano de Jamal a su pecho donde latía su corazón.

    -¿Lo entiendes, cierto?
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Mar Abr 19, 2016 8:01 pm

    No sintió las manos del menor sostenerlo ni acariciarlo de alguna forma, ni siqueira pudo oírlo era como si su cerebro estuviera desligado de sus sentidos, miraba pero no podía enfocar con claridad parecía que estaba perdiendo de foco al samurai, tenía las manos levantadas ala altura del esternon y ellas temblaban ligeramente, entre abrio los labios dejando escapar un resuello.

    Se quedo así por un espacio de tiempo completamente quieto y dejandose manipular por las manos del chico, al tocar con su mano y sentir las palpitaciones el resuello se convirtio en otra cosa, parecía una especie de gruñido o un ruido intestinal la verdad no se podía indentificar de donde procedia la mano sin embargo comenzo a ponerse fría, después de un rato la frialdad se corrio por todo su cuerpo su rostro cayo mirando al suelo y el moreno se pego al chico violentamente.

    Una parte de él deseaba decirle vete, huye...pero simplemente no podía, había dejado de ser él una parte de su ser nunca le pertenecío y dormia la mayoria del tiempo que estaba con Kotetsu pero a veces  solia salir desde el fondo de su retorcido corazón para hacerle saber quien era el que mandaba, el dueño de la flor en el pecho, acababa de salir ahora él deseaba estar aquí.

    -Muy bien, era todo lo que deseaba escuchar.


    Su voz salio con un ligero acento antinarural, estaba cargada con un acento italiano parecido al que portaba Vito pues aun parecia arrastrar las palabras en un japones inexacto su mano parecía querer cerrarse sobre el pecho del albino clavnado las uñas en el pectoral izquierdo y entonces aquellos ruidos extraños salidos de su interior se conviertiron poco a poco en una risa espantosa y algo macabra.

    Posiblemente si Kamil o alguno de los hijos del mayor lo hubieran escuchado de inmediato lo hubieran llevado a encerrar en la habitación especial que tenían preparada ya desde hacía tiempo, pues cuando el moreno solia tener aquellas reacciones eran sinonimo de que su padre dejaria de serlo por un buen tiempo, había veces que solo bastaba con encerrarlo y ya por que se alejaba tomaba un rincón cubriendose los oídos y meciendose de un lado a otro, pero había veces que todo estaba mal gritaba, berreaba y se hacia daño.

    Eran reacciones a su enfermedad cada vez mas intensas, salvo que cuando estaba "bien" podía mantener una conversación normal sin estar en la luna, había otras como ahora que no importaba que hicieras parecía no estar presente del todo. Se mantuvo unos minutos mas en silencio, sus cabellos negros se pegaron a la piel de su rostro evitando que pudiera notar la manera en que lo miraba, las grnades manos del mayor tomaron el rostro del chico pero en el tacto no había amor, ni dulzura que el moreno cargaba cada que lo tocaba esta vez había algo mas enfermo en la forma en que lo tomo pues sus manos parecían tenasas dispuestas a destrozarlo, fue un segundo despúes que atrapo los labios del samurai no sin antes lamer estos para entre abrirlos, parecía querer succionar cada gota de Kotetsu, cada nueva succion a sus labios insinuaba la necesidad de poseerlo en ese insante, sus labios así como su lengua se movia con descontrol, unido no por cariño o ternura si no por algo mas vulgar, la lujuria, apretaba el rostro sin dejar de tomar los labios del chicos, introdujo la lengua por toda la cabidad mientras insitaba ala del chico para moverla y jugetear con ella. Lo estaba corrompiendo...en un simple beso retorcido y pedestre.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Yura Kotetsu el Lun Mayo 02, 2016 5:09 am

    Yura Ayami hubiera sabido identificar sin problema alguno cuando él llegaba a desplazar a su marido, hasta cierto punto lo consideraba una especie de amante al cual debía de tener cuidado y complacer pues era un difícil oponente si se ponía en su papel de guerrero. Jamal era un idiota, Set en cambio era la parte peligrosa que podía asesinarla en un pestañeo. Lo odiaba, y no había mucho que pudiera hacer, sin embargo, su hijo y el nuevo amante de Jamal, no sabía todo eso. No sabía que ahora estaba en las garras del demonio.

    No sabía que estaba en las garras de la bestia, y suspiraba ante el trato obsceno que estaba recibiendo.

    Una parte de él había sentido el cambio brusco en su pareja pero otra parte en su cabeza sólo deseaba que aquellas manos lo siguieran tocando. Explorando. Sus labios dolieron al frenético beso al cual era obligado a llevar, sus manos se enredaron en el cuello del mayor dejando que guiara -como casi siempre- el tacto. Apenas su lengua podía moverse al tiempo que el otro lo hacía. Cuando el aire faltó alejó el rostro para mirar a los ojos al contrario.

    Las manos del menor acariciaron tiernamente el rostro buscando relajar el gesto. Le sonrió con cariño.

    -¿Te sientes bien? -preguntó con suavidad antes de acercarse para volver a besarle con amor en la comisura de los labios y después sobre los labios mismos, moviendolos con suavidad introduciendo su lengua en el interior. Su cuerpo empezaba a reaccionar al calor que la cercanía del cuerpo ajeno al propio. Quería ser tocado aún más por el contrario pero había algo distinto que no lograba averiguar.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Lun Mayo 02, 2016 3:44 pm

    Fue entonces que Jamal se vio así mismo siendo acariciado de manera tierna, salvo que el se encontraba en un rincon lejos de su cuerpo, su otro "yo" lo había alejado manteniendo a este lejos, justo como hace tiempo hacía...Había pasado tanto tiempo en que el moreno había dejado de pelear por el control completo de su cuerpo que ahora mismo le era imposible "regresar".

    Su cuerpo no le obedececía sin embargo su mente se mantuvo consiente de todo lo que hacía, TODO, comenzo a respirar con dificultad apesar de no poseer un cuerpo que le negara la respiración profunda, sentía como se oprimia a causa de un calor bochornoso, incluso pudo darse cuenta de que sentía las extremidades adormiladas sin en realidad sentir.

    Su cuerpo, el cuerpo que estaba siento acariciado por Kotetsu y que besaa demandantemente al menor, sonrió ante la pregunta inocente, tal vez una pregunta que en su tiempo la mayoria de amantes del lider yakusa hacía, y sin embargo cada una obtenia la misma respuesta.

    El hombre se relamio los labios mientras buscaba el miembro del menor para cuando lo tuvo a su alcanze lo froto con tan insistencia que pareciera qu deseaba desvaratar la ropa tras su roce, su cuerpo se pego mas al del menor estaba claramente montándolo en un segundo, lo estaba desarmando sin que el chico opusiera resistencia para Seth eso suponía algo exitante, casi tanto como ser observado por Jamal.

    Se acerco a su cuello y luego lamio el lobulo que su oreja diciendo en un frances sucio y exacto.

    -Je me sens très bonne petite salope ( Me siento muy bien pequeña p--ta)

    El moreno se alejo solo lo suficiente como ver el rostro del chico, incluso su forma de mirarlo denotaba que algo andaba mal, los orbes marrones solían mirarlo con cierta ensoñación había dejado de verle con antipatía pues su forma le recordaba ala de su madre, ahora que su alter ego estaba en control total de su cuerpo sus marrones no miraban de esa amanera amorosa, no, había algo que causaba miedo en su forma de mirar pues parecía que deseaba desnudarlo con solo mirarlo y al mismo tiempo rebanarle el cuello.

    Entre los yakusas Jamal era el líder del Clan, un líder poco usual ya que solía pensar en el Clan como una familia había impuesto el control igual al de la mafía italiana ayudado por su camarada Luca Brassi, Terashima que mucho tiempo empleo el titulo de Jefé de la familia ahora era el capitán de las fuerzas especiales, que consistían en preparar los territorios tomarlos y protegerlos a como diera lugar, con cada nuevo territorio ganado la gente del lugar era protegida, sus familias no volvían a pasar hambre e incluso sus hijos podrían tener educación sobre todos aquellos que hacían algo importante para el Clan, ya que podían mandar  a sus hijos a prepararse ala mansión yakusa.

    Pero entre toda aquella forma de llevar las cosas, había otro lado de la moneda, el ejecutor, el asesino especial del Jefé al cual incluso Terashima temía no era otro que aquella apodado "Alfil" solía decirse que cuando Jamal notaba algún peligro Alfil ya lo tenía en su lista de espera y no pasaba mucho tiempo antes de que aquel desgraciado muriera, solía exhibir su cabeza en el puente de Tokio, como tributo a la policía especial, a quien burlonamente bufoneaba, de todos los yakusas Alfil solo portaba dos tatuajes, el tigre en el pecho y la Ayame en el corazón símbolo de su peligrosidad. Si Seth era aquel llamado Alfil.

    -Yo soy Alfil, ¿Y tu quien eres?


    Su voz salió grave y se había pagado tanto al rostro del albino que prácticamente había besado sus labios moviéndolos mientras decía su dialogo, un dialogo que sus victimas eran las ultimas palabras a escuchar.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Yura Kotetsu el Miér Mayo 11, 2016 4:27 pm

    Todo él, se paralizó. Por alguna razón la persona que tenía frente a él y la persona que él admiraba no coincidían. ¿dónde estaban los ojos achocolatados que idolatraba en las tardes de verano desde hacía dos veranos que había llegado a la vida del Yakuza? Y las sonrisas burlonas pero cargadas de confidencialidad que compartían secretos. Ese era pero no era Jamal. Algo había escuchado sobre ese tal "Alfil" pero siempre creyó que se trataba de algún agente encubierto o algo por el estilo. Pero ahora, que estaba frente a él. Comprendía quizás un poco el albino.

    Kotetsu tragó saliva y dio un paso hacia atrás.

    -Soy Yura Kotetsu -susurró-. Hijo de Yura Ayami... -respondió de forma automática-. ¿No me reconoces? -preguntó por inercia y por desesperación, aunque su tono de voz no lo demostraba del todo. Él estaba firme con la mirada carmín centrada en la ajena. Aspiró lentamente el aire que aún llegaba de las flores del jardín hasta ellos.

    En algún momento fue la propia Kamil la que hizo un comentario sobre los ataques que le daban a Jamal, él creía que sólo se trataba de ataques de ira como el que había sufrido frente a Kobayashi Ryunosuke, pero ahora... ahora sabía que había algo más. Kotetsu frunció el ceño.

    -Si me disculpas... tengo cosas que hacer... -argumentó caminando lentamente por su lado recogiendo las katanas que se habían caído antes en su jugueteó. Y las acomodó en su cinturón. Llevaba aún la ropa occidental. Volvió su mirada a Jamal-. ¿Dónde está líder-sama? -preguntó en tono respetuoso y totalmente atento, listo para atacar is debía hacerlo.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Miér Mayo 11, 2016 7:46 pm

    Jamal desde un rincón se quedó mudo, estático y abatido por el temor que Seth le pudiera hacer a su niño, sabía que él nunca dañaría a los gemelos, Kamil había sido por mucho tiempo, así como su gemelo, tranquilizadores para él.

    Por su parte el cuerpo del moreno sonrió burlón mientras echaba la cabeza hacía atrás y emitía una risa demasiado rasposa para el timbre normal del líder yakusa, Seth se pasó la mano por los negros cabellos despeinando por completo la mata de pelo y descubrió por completo su pecho, al escuchar su presentación. soltó una carcajada.

    -YA lo sé, eres el bastardo de la ...SEÑORA -
    imprimió un tono de maldad y sarcasmo que podría decirse había odio en la forma en que lo dijo- Dime ¿Por qué El Maestro no te ha matado?

    Camino hacia él mientras lo miraba a los ojos dejando que toda aquella agresión que sentía por dentro se descargara de esa manera, solo así, mirándolo, amedrentándolo de una manera que solo un demente podría, uno que había perdido por completo lo que era real y lo que no, en ese momento Seth rio más fuerte y ladeo el rostro de un lado al otro mientras hablaba con sus alucinaciones propias claro de la enfermedad.

    -MIRA Maestro, me cogeré a tu pequeño retoño ¿No harás nada?

    Dijo mientras parecía gritar impulsivamente y los pasos comenzaban a cerrarle el camino al menor.

    -HEY mira como le partimos la cara - Dijo nuevamente en un tono de voz completamente diferente al anterior este parecía tener un tono extranjero, no era italiano ni francés, parecía más alemán.

    Las voces callaron, y Alfil giro sobre sus pasos pues mientras se acercaba a Kotetsu había girado y cambiado de dirección como cinco veces, su cara parecía en un momento haber regresado al Jamal de siempre con un semblante preocupado y serio, pero en el siguiente minuto comenzó a reír se abrió por completo la camisa y extendió los brazos exhibiendo su cuerpo ante el samurái.

    -AQUI ESTA, ven por él mocoso-
    Lo ínsito llamándolo con las manos y arrugando la nariz para provocarlo, apretó los dientes mientras sus puños hacían igual.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Yura Kotetsu el Jue Mayo 12, 2016 9:45 am

    Un escalofrío cruel y prolongado surcó su cuerpo cuando esos ojos chocolate parecían coger un color distinto, al menos en la percepción del muchacho. Se contraían las pupilas y sus piernas parecían no poder moverse del lugar donde se había quedado parado. Aspiró por la nariz sintiendo el terror colarse a su pecho, a su corazón. Lo mejor hubiera sido recoger el arma y pelear como un hombrecito, pero... en cambio, ahí estaba. Como un pequeño niño. Temblando. Asustado. Jadeando. Esperando el momento para desmayarse. Su fuero interno no le permitía nada más que no despegar los ojos de su amante que no era su amante.

    -... -sus labios se entreabrieron en un gesto inútil por decir algo ante el comentario de cogerselo. ¿Quién se iba a coger a quién? Eran amantes, lo hacían todo el tiempo. Su cuerpo le pertenecía a Jamal, y él se quedaba callado cuando notaba que Jamal había estado con alguna geisha. No le importaba realmente. Después de todo, sólo era un culo donde Jamal se desahogaba porque le recordaba a su esposa desaparecida. Luego, enseguida vino el ataque y él empezó a caminar hacia atrás, uno, dos tres, cuatro pasos y su espalda chocó de golpe contra la pared. Jadeó y lo miró aún asustado.

    Las palabras de Jamal lo habían dañado. No era Jamal, pero aún así le hacían ver como el perro callejero que la mano amable del líder yakuza había recogido.

    -Jamal... -pudo hilar y no pudo respirar.

    -¡Detente! -gimió alzando las manos, miró el tatuaje, la Ayame roja. Y frunció el ceño mientras empujaba a Jamal para buscar escapar con pasos rápidos. No quería seguir ahí solo con ese hombre que no era Jamal.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Jue Mayo 12, 2016 4:46 pm

    El moreno emitio una risa demasiado escalofriante para ser considerada un gesto ameno, pero tenía acorralado al hijo de la famosa samurai, se inclino cuando acorto el espacio entre ambos mientras alzaba la mirada abrio la boca para lamer desde la clavicula hasta la mejilla del menor.

    El gusto le supo salado y endemoniadamente genial, pordía respirar el miedo que el chiquillo destilaba por los poros mientras mordia el lobulo de su oreja la diestra comenzo a golpear la boca del estomago del niño, primero solto un golpe seco lo suficientemente fuerte como para sacarle todo el aire que tuviera y sostuvo el peso del cuerpo con su hombro tacleandolo, lo coloco nuevamente contra el muro y sigo repitiendo la dosis meintras se burlaba de él entre risas y disparetes incomprensibles.

    -Oh, Oh mon Dieu- Recalco mientras lo tomaba con la izquierda y lo levantaba para verlo mejor.

    -¿QUe debemos hacer contigo, bastardo? - ronroneo mientras comenzaba a jalarle las ropas y lo soltaba haciendo que este cayera al piso strepitosamente.

    -Hey, te das cuenta de que podríamos ser su Padre ? - Lo ultimo saco incluso a Jamal de su rincón dentro de la mente de Seth. La visión resultaba demasiado grotesca, incluso el evocarla le produjo cierta sensación bochornosa. Ayami y Seth entrelasados en cientos de noches apasionadas.

    El moreno abrio la piernas mientras se montaba arriba del cuerpo albino.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Yura Kotetsu el Sáb Mayo 14, 2016 4:24 pm

    El menor se dobló al golpe y comenzó a hacer, todo lo que el mayor deseaba. Manipulándolo por medio de fuerza, de empujones certeros. Daba bocanadas grandes de aire para tratar de recuperar el aliento, pero sólo le provocaba sentir nauseas, pronto iba a empezar a vomitar debido a los retorcijones que los golpes en el estomago le estaban ocasionando. Mordió sus labios y escuchó toda la sarta de idioteces que decía el otro.

    -Tú... no eres mi padre... -dijo lo último de forma corrida antes de lograr alzar una mano, jalar con la mano la solapa del traje ajeno y golpear con la cabeza la nariz del líder. Haciendo que el otro se alejara. Él cayó al piso y se arrastró, quería alejarse lo más que pudiese de Jamal.

    Pero sólo logró alejarse sólo un poco, tosió un par de veces.

    -Mierda... -frunció el ceño y se retorció-... te joderé si te acercas... otra vez... -inquirió gruñendo.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Sáb Mayo 14, 2016 4:35 pm

    Que delicioso golpe.

    El impacto duro solo unos segundos pero sus ojos lagrimearon mientras que la naríz se cerraba presa de la bocanada de sangre que comenzo a bajar limpiamente la sensación del gusto de la sangre le hizo chasquear la lengua y por inercia la diestra la llevo al tabique nasal para detener la hemorragia, hecho el rostro para atrás mientras comenzaba a reír de manera grotesca, el moreno se retorcio ante la pequeña advertencia.

    -Me Joderas ? Je veux voir , mais si vous ne vous êtes mon animal de compagnie .( Me joderas? quiero verlo, pero si no lo haces te are mi mascota)- Se dio la vuelta para quedar boca abajo ya que por el golpe recibido había caido al suelo, sus cabellos que siempre estaban hechos una maraña ahora eran forzados a estar hacía atrás con algunos mechones las largos que caían, el hilo de sangre que ya había dejado de salir de su nariz, los ojos lagrimeantes y rojos daban a su aspecto un toque ...demente.

    Al ver que el chico se arrastraba para escapar, comenzo a moverse para pescarlo, alcanzo a atrapar un pie pero se escapo, así que se avalanzo tratando de jalarlo en un nuevo intento para atraparlo pero el chico no cedia, entonces, comenzo a dar puñetasos contra la tierra suelta, lanzando maldiciones en frances, italiano y sabe que otra lengua que se le hizo extraña hasta para Jamal quien atrapado en su propia mente no podía hacer nada, pequeña debilidad de su propia enfermedad, comenzaba a autodresturise tal y como lo había hecho su propia madre.

    -Ven aquí...te voy a mostrar algo lindo- Ronroneo sin embargo su voz estaba teñida de maldad y solo eso.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Yura Kotetsu el Lun Mayo 16, 2016 5:25 am

    Una vez Arick le había dicho que había samuráis que se volvían locos de tanto asesinar gente. Cuando eso pasaba había un viejo remedio que los hacía regresar en sí, y ella se lo había mostrado. Funcionaba también cuando la gente se ponía histérica y no se lograba razonar con ellos. Apretó los labios y se armó de valor, reunió las fuerzas que le quedaba en su cuerpo para recoger los pies dejándolos lejos del alcance de las manos de aquel que se había convertido en algo desconocido.

    Se incorporó escuchándolo llamar por él. Un escalofrío le recorrió su cuerpo mientras cerraba los ojos y negaba.

    No podía negar pero un escalofrío le recorría el cuerpo, quería llorar, quería llorar porque de algún modo sentía que había perdido a su estúpido Jamal. No quería perder al viejo idiota, que si bien, no era el hombre perfecto, lo consideraba como alguien especial, estúpidamente especial para él. Su hogar. Dormir a su lado le hacía sentirse seguro. Pertenencia. Cariño.

    Incorporó lentamente su cuerpo y lo miró con orbes rojas perdidas en algún punto.

    -Yo te voy a enseñar algo bonito... -declaró mientras se acercaba y con fuerza, pateaba el rostro. Un golpe lo suficiente fuerte como para dejarlo inconsciente.

    Una contusión dada en el área de la sien podía dejar fuera de juego por varias horas a cualquiera. Kotetsu se reclinó cubriendo su rostro. En cuclillas a lado del cuerpo de Jamal jadeó despacito, gimoteó y sollozó adolorido. Él no había querido golpear a Jaml, y le pedía perdón, pero ese no era Jamal, y tenía que traerlo de vuelta.

    -¡Guardias! -llamó de un grito a los samuráis que estaban afuera de la puerta. Entraron dudosos. Y vieron a Jamal en el piso a Kotetsu a su lado-... Lleven al señor a su cama... y llamen a Vitto... -Kotetsu se encargaría de informarle a Vitto-san lo que estaba ocurriendo con Jamal. Quizás iban a necesitar medicarlo.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Jamal el Lun Mayo 16, 2016 4:32 pm

    El moreno sonrió pues noto la cara de miedo que tenía el menor, había cierta cosa exitante en esa mirada de terror que Seth no pudo evitar, si el hijo de la perra blanca era todo un acontecimiento y lo quería, así como había tenido a la madre lo deseaba, pero ansiaba desgarrarlo por dentro hasta que sus viceras fueran expulsadas y no hubiera ningún otro motivo por el cual Jamal deseara seguir viviendo. Si el mundo sería mucho mejor sin Jamal.

    Solo que no espero aquella patada estaba tan extasiado con lo que había provocado en el menor que había bajado la guardia, entonces el golpe lo sacudió por completo era como si le hubieran hecho un corto circuito y entonces todo se quedo completamente negro. No fue consiente de nada mas, los guardias que entraron lo llevaron con cuidado no dirigieron una sola palabra a Yura-dono, había sido algo común que el Lider perdiera la conciencia a veces, así que fue llevado a sus habitaciones mientras le era revisado para comprobar que no había lesión seria, El segundo fue avisado claro, pero se encontraba fuera en ese instante, así que la información de lo que había pasado sería después de que el regresara.

    El líder no despertó hasta el otro día, con un fuerte dolor de cabeza que lo persiguió toda la mañana hasta que fue alcanzado por las trágicas noticias.

    ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    Fin de la partida.. Continua en --- http://japon-monogatari.creatuforo.org/t505-el-aroma-de-la-camelia-priv-ryu-chan


    Muchas gracias por el juego ¡¡

    Contenido patrocinado

    Re: Olmos y rosales || Privado.

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar Nov 21, 2017 6:32 pm