Japón Monogatari

Descubran la historia de la guerra entre Clanes legendarios, guerreros unicos en medio de una tierra de criaturas mitologicas


    You will be mine ( priv. )

    Comparte
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Lun Mayo 23, 2016 7:33 pm

    Tenía exactamente dos meses, tres días y 12 horas que lo había conocido ese niño no se lo pudo sacar de su cabeza, simplemente sus ojos rojos como los de ella lo miraban añorantes, furiosos, alegres y hasta llego a imaginar llenos de amor, justo como le gustaban cuando se cristalizaban debido al juvilo, llenos de dicha cuando el destello del sol parecía relucir sobre ellos haciendo que su imagen se reflejara en ellos, si eran sus ojos tan hermosos y parecidos a los de  ella, incluso un par de noches cuando estaba en casa, se la paso hablando solo sobre lo enano que era, sobre lo inexperto que era, sobre lo flacucho que estaba, sobre lo mucho que le gusto probar el sabor de sus labios, el deseo que le provoco tocarlo y escuchar sus jadeos sobre su oreja, incluso llego a rememorar la mirada de deseo que el chico le dio, anhelante...mientras, bufaba molesto, hizo que su pequeño maletín cayera al suelo desperdigando una veintena de papeles de arroz que usaba para dibujar, cada hoja parecía burlarse de él puesto que al mirarlas fijamente para tratar de recojerlas noto con desagrado la imagen que le devolvia la mirada.

    Era él, ese asqueroso ser quien se había adueñado de sus noches y pensamientos " Tal vez sería buena idea matarlo la proxima vez" pensó mientras se inclinaba molesto y bufando todavía para levantar los papeles que empolvados por el camino rustico donde se encontraba el moreno se comenzaron a bañar con el polvo fino del trayecto. Incluso se había tomado un tiempo "libre" según él, Vito su hijo mayor le había aconsejado hacerlo, ya que lo había visto demasiado distraido y fuera de si, para Vito era normal que su padre se desconectara del mundo, incluso que se perdiera un par de noches o mas para visitar a alguna mujer, sin embargo cuando exploto la bomba de que el Líder había llevado auna mujer identica a Yura Ayami Vito enloquecio, para poner en orden sus pensamientos y los de su padre le dijo que fuera a pintar algo que le gustara, que tal ves teniendo el tiempo y la cordura de un artista pondría en orden sus pensamientos y esa alucinación desapareceria, solo que esa alucinación parecia seguirlo a todos lados incluso cuando cerraba los ojos, eso lo hacía mas dificil, Ese niño y esas malditas voces en su interior.

    Se había ido al Antiguo Castillo para poder pintar, creía que en la soledad de ese lugar podría encontrar paz, pero el chiquillo, el que su mente creaba a base de sus recuerdos flotaba cerca de él divertido sin hablar, solo así acompañandolo por todas partes y si para entonces él moreno estaba furioso...ya que cuando se acercaba este se evaporaba, cuando se alejaba este reía ¿que clase de maldición le hizo ?
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Miér Mayo 25, 2016 6:42 am

    En breve cumpliría 14 años y estaba muy consciente de dos cosas: Jamás volvería a ser el inocente niño que era y tampoco volvería a tener una vida como antes la había conocido. El entrenamiento con Arick-sensei en esos dos meses había sido extenuante además de violento. Pensaba con regularidad lo duro que era el camino que había decidido tomar y lo mucho que le faltaba por recorrer para llegar a un nivel que fuera lo suficiente digno para presentarse en la casa de los lobos, aquella casa que había visto crecer a un fantasma que nunca más vería, pues muy en el fondo el estudiante de samurái estaba totalmente seguro que Ayami estaba muerta.

    Ahora Arick-sensei confiaba más en él y le mandaba a hacer pequeños encargos que iban desde llevar mensajes hasta ir a buscar medicina al otro lado de la isla. Sin embargo, era la primera vez que salía de la isla e iba hasta Okinawa, la razón era sencilla, necesitaba llevar un mensaje directo para el idiota líder de los alacranes. No era una encomienda de Arick-sensei, sino de Mayia-sensei. Él tenía ciertos negocios, que no eran ilegales pero que no serían bien visto por los miembros del clan. Esos negocios iban en la compra e intercambio de información.

    El estudiante comenzaba a hacerse acreedor de conocimiento de espionaje sin quererlo, era inteligente y captaba muy rápido lo que veía y le enseñaban. Por lo cual no fue ningún problema el hacerse una idea de como eran la red de información dentro del clan, y ahora comenzaba a saber sobre otros clanes.

    Aprovechando que algunos samuráis de los yakuza aún lo confundían con Ayami -le desagradaba pero así eran las cosas- por ende enseguida tuvo pista del líder. Eso es lo que le había llevado hasta Okinawa. Ahí fue enviado a Naha y una vez en el sitio, al Antiguo castillo de Shiro-ju. Había sido una travesía de cuatro días. Detestaba el asunto de subirse a un barco, le daba nauseas.

    Una búsqueda de 2 horas lo llevó hasta el interior del viejo castillo. Ahí en una esquina que no tenía pared pero sí una vista impresionante, se encontraba Jamal. Los ojos del menor se abrieron a la par y sus mejillas adquirieron un tono rojizo. Llevaba un vendaje en la mano pues la piel se le había roto tras apretar tanto la correa del caballo y por el duro entrenamiento de Arick-sensei. Además de varios cortes en el rostro, no eran profundos pero aún se veían enrojecidos. Caminó lentamente y recogió una pequeña piedra para tirarla a la cabeza del líder yakuza.

    -Tengo un mensaje de Mayia-sensei -dijo con voz alta y fuerte, hizo eco en todo el lugar-. ¿Estás ocupado? -preguntó. Parte de sí estaba contento de verlo, otra más quería salir huyendo. Como las otras veces en que se habían visto llevaba a Tengu y Yukiona en su cadera, las armas de su madre. Sólo que ahora no lucía tan limpio: yukata café debido a la mudre del viaje y una hakama negra percudida, no había tenido mucho tiempo para alinearse para postrarse ante el poderoso líder del clan Yakuza.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Miér Mayo 25, 2016 11:23 am

    Cancion que Jamal canta :

    -----------------------------------------------------------------------------------


    Ahí en medio de una soledad que le parecía absoluta, al menos estaban él y sus propios demonios internos se sintió con la confianza para tranquilizar su corazón, su alocado y triste corazón que había buscado una forma despreciable para desmembrar al hijo de un amor imposible entre su amada esposa y él amante de esta, que triste le parecía mientras se quedaba viendo a las nubes, solía hacerlo cada que no sentía como encontrarse así mismo había tantas y tantas cosas que no parecían tener sentido, y mientras más trataba de presionarse para encontrar el sentido, el porqué, sin duda alguna le hubiera gustado más poder tener un justificante y seguir molesto con ella, se cuestionó entonces que hubiera sido de su matrimonio si él hubiera aceptado ser un Ookami y no un escorpión, ahora mismo posiblemente ella seguiría con él podrían ser felices incluso tal vez se habría llevado mejor con Arick quien lo despreciaba tanto por haberla corrompido y convertido en una sombra de la grandiosa Ookami que alguna vez fue, no, no es que no la amara lo suficiente como para resarcir el daño que años le hizo, sin embargo él no tenía la fuerza para salvarla del peligro...quiso entonces encontrar la verdadera fuerza en una banda de matones que tenían más en común con él que los mismo samuráis, no, si él se hubiera unido a los lobos ya estaría muerto pues un alma tan mancillada y depravada como la de él no está entre un puñado de buenos hombres.

    Miro al suelo mientras más se acercaba a la orilla para apreciar mejor la vista hacía aquel acantilado que bien podría matar a cualquier idiota que saltara, pues al caer le esperaba una caída de al menos 200 pies de alto, mientras estaba acercándose el viento que subía por la pendiente le llego de golpe al rostro, fue cuando Kotetsu lo golpeo de lleno en la cabeza sin embargo el moreno lo miro, desconcertado, para luego ignorarlo regreso su vista hasta la pendiente mientras acariciaba la pared a su costado derecho se inclinó un poco hacía el frente para ver mejor la larga y descomunal caída, entrecerró la mirada y luego embriagado por su soledad y tristeza, se dejó caer para sentarse al filo colgando los pies peligrosamente cerca.

    --Deja el mensaje y vete...- Suspiro profundamente y al hacerlo le dolió el pecho, su corazón parecía tener el peso de un montículo de hierro regreso su vista hasta el niño, que hermoso era, justo como ella, bajo la vista y se topó con los pedazos de papel donde estaban el rostro de su mujer y los del niño, se mordió el labio inferior antes de decir nada, pues en venganza por ser el hijo de quien era él, Jamal había osado manchar la inocente criatura que posiblemente era fruto de un amor verdadero, no como el suyo que parecía destruir todo lo que tocaba.

    -Gracias por tu trabajo...Kotetsu-chan- Si había recordado su nombre a pesar de que cada que lo veía aun seguía viéndola a ella, levanto una pierna para doblarla y así descansar su brazo izquierdo, después de un rato de silencio pensó que la soledad volvía a con él como la dama negra que lo esperaba cada noche para matarlo, entonces comenzó a cantar, hacía tanto que no lo hacía para él que cada palabra salía dolida y llena de su tristeza, si había una forma de sacar lo que tenía dentro y no podía hacerlo con la pintura siempre podía contar con ello, cantar parecía liberarle de alguna forma entonces debido al eco su voz se volvía fantasmal y hechizante, siendo aumentada por los espacios vacíos se volvió en un canto que se escuchó por todo el lugar.

    Entonces la voz se le quebró en un momento en el cual no pudo contenerse...estaba solo ¿no? que más daba si alguien miraba o no al poderoso líder yakusa desmoronarse porque su amada esposa ya no estaba con él, ¿a quién le importaba?
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Jue Mayo 26, 2016 5:34 pm

    El menor observó de forma detenida al hombre que tenía delante de él y mordió ligeramente su labio. Estaba un poco confundido en cuanto la actitud del líder Yakuza, por un momento pensó que lo iba a atacar pero en cambio pareció ignorarlo. Sólo le pidió el contenido del mensaje. Torció los labios y quiso acercarse sin embargo no lo hizo, seguía inmóvil en el mismo lugar donde se había quedado parado y desde donde lanzó aquella pequeña piedra.

    Llevó sus ojos al piso donde descansaba el trabajo del artista y torció el gesto nuevamente. Se meció hacia delante y terminó por dar un paso más y acuclillarse más o menos cerca, miró los papeles y sus ojos se abrieron de par a par, era él el que estaba dibujado ahí, también pudo distinguir a su madre y sintió un nudo en el estomago. No sabía como hablar abiertamente con Jamal, muy a pesar de que el líder lo había declarado como su "propiedad" no se habían visto en los últimos dos meses. Así que se sentía extraño estar respirando el mismo aire.

    Otra vez las acciones de Jamal llamaron la atención del albino que jadeó asustado pues por un momento pensó que se iba a lanzar al vacío, pero no lo hizo, sólo se sentó. Se acercó un poco más hasta que pudo notar la textura de la piel madura. La nuca rozada por los mechones negros y la pálida piel de las manos del escorpión. Jamal era un hombre imponente, si lo pensaba detenidamente, ese hombre era bastante atractivo. Aún después de que lo había obligado a estar con él, que básicamente fue una violación su primer encuentro, Kotetsu no podía sencillamente sacarlo de su pensamiento. Estaba enfermo, quizás lo estaba, por eso no se atrevía a decirselo a Arick, sabía que lo iban a reprender y muy posiblemente no le iban a permitir acercarse nunca más a Jamal; él no quería alejarse de Sakuragi.

    La voz del hombre profunda y dulce, era una caricia a sus oídos, era un canto diferente al del teatro o al de las geishas, no contaba una leyenda, sino hablaba de otras cosas más humanas. Era quizás la primera vez que escuchaba cantar a alguien así. Incorporó su cuerpo y se sentó a un costado de Jamal. Lo miró.

    -¿Te sientes mal, Jamal? -preguntó con cierta inocencia-. Sí es así no deberías estar aquí, deberías descansar... -le extendió el mensaje donde se rezaba no tener información sobre Ayami-. ¿Ya comiste algo? -cuestionó otra vez, el hombre se veía afectado por algo pero no lograba saber qué. Movió sus pies en el vacío-. ¿Aún quieres matarme, Jamal?
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Jue Mayo 26, 2016 6:43 pm

    El mayor bajo la mirada y la dejo ir y venir por el amplio paisaje se detuvo a mirar las nubes nuevamente le gustaba la textura que proyectaban, lo esponjosas que se miraban y lo irreales que parecían solía pasarle bastante seguido que se distraía con facilidad con cualquier cosa, entonces fue consciente de que no estaba solo pues el calor que emanaba el otro cuerpo le resultaba familiar miro a su costado donde se encontraba el niño pero no movió su rostro solo por el rabillo del ojo alcanzo a penas si ver la silueta del chiquillo no deseaba verlo de frente y ver el rostro de ella, aun le dolía demasiado.

    Por más que lo deseara su rostro estaba lleno de tristeza, TRISTEZA, su cara parecía cansada, sus ojos hundidos, y sus labios que normalmente llevaban una mueca burlona e idiota, ahora solo mostraban la curvatura desmejorada que hacía caer su rostro alargándolo como uno de esos muñecos de cera derretidos por el calor. Si Dios hubiera sido bueno lo mataría, pero Dios era sadomasoquista le gustaba infringir dolor a todo el mundo y por ello se ensañaba con Jamal por que él era una de esas criaturas que parecían disfrutar cuando se las hacía daño, estaba vez rogaba por que parara de una vez.

    voces*:
    ¿Estás bien?

    ¿Estás bien?

    ¿Estás bien?

    ¡Estás bien?

    Cerro los ojos mientras sonreía dejando escapar un sonido gutural que no podría ser tratado como una risa, era algo más parecido a un jadeo pues parecía que se estaba ahogando con eso que llevaba atorado en el pecho no le dejaba respirar y hacía que le doliera mucho, pues eso eran sus sentimientos que habían sido aplastados, desechados y mancillados como beneplácito de la señora. Tomo mucho aire para intentar hablar, pero al hacerlo no salió ni una palabra de su boca, al volver a intentarlo se dejó caer sobre el niño era como si todo el mundo hubiera dado muchas vueltas y hubiera perdido las fueras para seguir de pie y consiente.

    -Estoy bien...

    Dijo de pronto tratando de levantarse, pero los brazos no le respondieron pues al intentar levantarse se le doblaron no había fuerza en él, así que se tambaleo peligrosamente en la orilla pues al no responder sus brazos, resbalo y quedo con el brazo colgando en el acantilado aun aplastando al pequeño aprendiz de samurái.

    ¿Comer?

    Voces *:
    No, no puedes comer Jamal …nos mataran.

    No Maestro, dile que sí, te cuidado.

    MIRA¡¡ del otro lado hay una rana de las que le gustan coleccionar a Vito.

    Señor? Tiene usted la camisa desabotonada.

    -Te dije que te fueras. – Recito mientras hacía otro intento por levantarse esta vez había tenido éxito y se sentó nuevamente, pero esta vez tomando como apoyo la pared contigua, su cuerpo pesaba demasiado para moverlo con libertad, entre cerro la mirada mientras miraba al infinito.

    -Porque estás aquí Kotetsu, por que no vino el bueno para nada de Maryia ¿YA no me quiere tampoco? Dile que esta vez sí lo dejare jugar conmigo.

    Era broma, pues más que nadie Maryia era el único que había entendido el amor intenso y destructivo que los dos tuvieron, para cuando ella escapo, él siempre estuvo de su lado aun y con que era del Clan rival de los Lobos nunca lo dejo.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Jue Mayo 26, 2016 7:31 pm

    Sí, claro. Jamal era raro, se lo habían dicho pero le costaba creerlo totalmente. Torció los labios y caminó lentamente hasta él. Sus ojos carmín estaban cargados en el hombre que hacía pateticos intentos por incorporarse. "Está borracho", pensó sin más y enseguida guardó el mensaje que llevaba escrito dentro de su yukata. Venció su propio miedo y se acercó decidido. Tomó del brazo a Jamalo y lo jaló hacia arriba pegándolo contra la pared.

    -Me dijiste que me fuera pero pareces que en cualquier momento vas a caer por ese precipicio -inquirió con tono serio y con un mohín en los labios-. ¿Dónde está el poderoso líder yakuza? Me das lastima... -susurró.

    Sus ojos subieron lentamente hasta el rostro, todo su peso estaba contra Jamal al que mantenía sostenido contra la pared. No podía dejar que se cayera, no podía dejar que eso pasara. Si aquello ocurría, quién lo iba a recorrer con manos grandes y prominentes, sólo Jamal podía despertar esas sensaciones que estaban prohibidas para niños como él. Era un precoz, claro que lo era. Jamal tenía la culpa. Sin embargo ante el reclamo de la ausensia de Mayia, los ojos de Kotetsu se abrieron sorprendidos.

    La imagen mental se recreó en cuestión de segundos y su mano abofeteó al Yakuza. Lo miró con autentico odio y jadeó indignado soltándolo de golpe, pero sin calcular, que su pie no tocaría el piso. Aún estaban peligrosamente cerca del filo del acantilado y sólo ese pequeño descuido bastó para que el niño se perdiera de la vista del Yakuza. Un grito de terror y sorpresa llenó la habitación donde estaban, y unas jóvenes manos se sostuvieron de una piedra. Una zori fue perdida en el trayecto. Jadeó aterrado, los pies del joven samurái estaban colgando.

    Iba a morir.

    -¡Jamal! -gritó pidiendo ayuda al mayor-. ¡Jamal! -su voz empezaba a ahogarse en llanto. Odiaba las alturas. Sus dedos empezaban a resbalar también. Estaba asustado y sólo Jamal podía salvarlo.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Vie Mayo 27, 2016 7:30 pm

    El moreno había girado los ojos hasta ponerlos en blanco ante comentario tan acertado del niño, solo eso le faltaba pensó que le tuvieran lastima, era cierto que no era ni la sombra de lo que había sido en antaño no se podría decir que era una excelente persona, si siquiera era bueno como espía, era torpe con las armas además de que siempre echaba todo a perder, podría decirse que lo único que lo mantenía con vida era que como un peleador hablando de lucha cuerpo a cuerpo era invencible, como amante podría decirse que también, pero como músico no podría decirse que era bueno, ya no quedaba rastro de aquel hombre de lucha ni mucho menos el vagabundo que no importaba a donde fuera mientras tuviera papel y tinta donde poder dibujar basado solo en el simple sueño de poder mostrarle al mundo la forma en que él lo miraba, lleno de belleza a donde quiera que fuera había cierta histeria en el modo tan poético en que sonaba que parecía genial, en ese entonces no importaba que comía, donde dormía puesto que no importaba mucho siempre movido solo por el deseo de aventura y deseo de ver ese mundo hermoso y poderlo plasmar de una forma única.

    Ahora, era padre y la verdad no estaba seguro de estar haciendo un buen papel como tal, tener tres hijos le habían dado pruebas que jamás creyó enfrentar hacer papel de padre y madre durante un millón de años habían sido por mucho un trabajo excitante, claro que había tenido cierta ayuda, pero nunca dejaría que sus hijos sintieran la falta que les hacía, por eso se dedicó a ellos en cuerpo y alma, pero ¿era suficiente? No podría decir que si porque en más de una ocasión sintió que era un pésimo padre de hecho la palabra le causaba cierto malestar en la boca del estómago pero cuando uno de ellos lo llamaba esa sensación se esfumaba, un "Líder" que poco sabía de liderar un grupo de matones por alguna extraña razón que un no comprendía el mundo que se cerraba a su alrededor lo admiraba por hazañas que eran dignas de un maldito pervertidor y manipulador como ninguno, un tipo con suerte debía decirse también ya que todas aquellas aventuras siempre habían tenido gran dosis de ella, suerte, incluso había gente que estaba dispuesta a morir por él un pobre diablo, no era tan listo como sus capitanes creían al menos él no se consideraba así siempre tenía dudas de que hacer o que no hacer, ni era tan valiente como sus hijos pensaban porque le temía a “Él” tenía miedo de que saliera y un día le obligara a matarlos a todos, tampoco se creía digno de el niño que estaba con él, por como lo miraba por como lo hacía se sentía asqueado cuando se daba cuenta de los pequeños deslices que pasaban enfrente de sus ojos recorriendo el cuerpo infantil con su mirada indecente, había tantas cosas que no podían comprender que sencillamente parecía que no encontraba la verdad, si, todo parecía fundirse y muchas de las veces todas las cosas que le decían no parecían reales, todo perdía sentido y comenzaba a parecer irreal, entonces era donde no podía más, ¿Quién le decía que el niño a su lado no era Kotetsu, no era su niño quien estaba a su lado, si no la misma Ayami que lo había perdonado otra vez para regresar a su lado, si todo parecía demasiado bizarro.

    Cuando escucho el grito apenas si se movió lo suficiente como para que su rostro alcanzara ver a Kotetsu colgando por el acantilado paso tal vez un segundo tal vez menos en que las fuerzas le volvieron, simplemente el rostro que vio lo había hecho sacar fuerzas de no sé dónde, se había movido lo más rápido que pudo y lo tomo del brazo con el que el chiquillo se sostenía alguien podría decir que los ojos del yakusa se habían cristalizado mientras fruncía su rostro en una mueca de preocupación pues simplemente el hecho de perder a Kotetsu le pareció imposible no podría resistirlo ni mucho menos, jamás se lo perdonaría.

    -TONTO

    Grito el hombre antes de que se levantara y como si el niño no pesara nada lo levanto para arrojarlo a salvo nuevamente, parado en la orilla se tomó el rostro con ambas manos para tallar su frente y luego el cabello pareciera que deseaba clavarse las uñas, sin embargo solo falto que el pequeño samurái hiciera un ruido para que el mayor lo notara nuevamente esta vez viendo claramente al niño, su rostro se relajó en un momento y se acercó clavando una rodilla en el suelo en ese instante todo perdió importancia incluso el dolor que lo estaba pudriendo por dentro, lo tomo del rostro y entre sus grandes manos la carita parecía perderse con los pulgares limpio las mejillas y luego se acercó despacio como si temiera que la ilusión desapareciera, pego su frente ala del chiquillo mientras le sonreía y regañaba debido a su preocupación sus emociones le parecían tan confusas, estaba contento por verlo, enojado por la forma en que se ponía en peligro ( él se considera un peligro ) y más aún había otra emoción que no lograba descifrar.

    -TONTO
    - repitió dejando escapar una risa nerviosa, y sus manos temblorosas estrujaban de forma cariñosa al chiquillo mientras Jamal lo volvía a mirar para después de un intercambio de miradas angustiosas lo besara en los labios, había olvidado el sabor de los besos inocentes de Kotetsu, parecía que de algún modo raro y misterioso dulcificaba la forma áspera y salvaje de ser del moreno, volvía a besarlo esta vez entre abriendo los labios para entrujar en un beso demandante un intercambio de caricias, lo abrazo como si jamás lo hubiera notado, como si el mañana no importara en ese momento y solo importaran ellos.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Lun Mayo 30, 2016 8:00 pm

    El menor apretó los ojos ante la sensación de vertigo que comenzaba a llenarlo desde los pies y subiendo por el cuerpo terminando en su cabeza con un sudor helado que le recorría de regreso. Era terrible lo que estaba sintiendo y más porque sus manos comenzaban a resbalar, sus dedos dolían y se sabía a punto de morir. Jadeó aterrado cuando Jamal lo cogió y lo cargó cual si pesara plumas, lanzándolo lejos de la orilla poniéndolo a salvo.

    El corazón del samurái latió desbocado, ni siquiera el aterrizaje contra el piso de piedra de aquel castillo le había dolido, ahora estaba de rodillas con el corazón latiendo a mil por hora y la cabeza dando violentas vueltas impidiéndole pensar en nada más sólo en que había estado a segundos de morir. Mojó sus labios y no fue consciente cuando había empezado a llorar. Nunca notó cuanto miedo tenía a las alturas hasta que estuvo colgando de ese precipicio. Pero fue entonces la presencia de Jamal el que le hizo alzar la mirada y apreciar como le acariciaban con amor las mejillas. Kotetsu sollozó bajito y cerró los ojos dejando que una lagrima escurriera, después aspiró por la nariz esperando calmarse y fue cuando sintió la frente tibia del artista contra la propia.

    Mojó otra vez los labios y silencioso pidió más atención. Cuando el beso llegó hasta él fue como si le hubieran dado a beber un trago de agua fresca después de una dura travesía. Sus manos delgadas que prometían crecer se aferraron a la camisa occidental que el hombre vestía y la apretó haciéndose nudo en el pecho. Su boca se sintió vacío cuando el beso llegó a su fin pero enseguida volvió estar en paz cuando la boca del ajeno volvió a tomar la propia.

    Kotetsu no había besado a nadie más en su vida, sólo a Jamal y ese estimulo que el mayor le proporcionaba, el niño estaba seguro, no lo iba a poder sentir con ninguna otra persona. Poco a poco el artista y líder de los yakuzas se había colado a cada rincón en el pensamiento del menor. No había espacio para sentir el dolor de la ausencia de su madre, el rechazo de su padre, el abandono de ambos, sólo existía la presencia de Jamal tocándolo como si fuera algo valioco al menos para él.

    Cuando fue liberado Yura se abrazó al mayor. Aún temblaba del miedo pero no podía sencillamente expresarlo. Sus manos se apretaron con fuerza otra vez y tragó saliva.

    -¿No me dejarías morir...cierto? -preguntó con la voz rota por los recientes acontecimientos.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Mar Mayo 31, 2016 3:11 pm

    Jamal se le quedo mirando presa de un enorme deseo de reconfortar al chiquillo que entre sus brazos temblaba, lo meció y estrujo un poco para infundirle calor como diciendo "estoy aquí" era algo muy normal para un padre que solía levantarse en las noches para atender las pesadillas de tres hijos que aparecieron cuando "ella" se fue, odiaba decirlo, pero comenzaba a hacerse un experto en eso.

    Acaricio la cabecita blanca con lentitud, era raro ver como un hombre de aspecto desgarbado como el artista podía hacer cosas como esa y en ese momento deseaba de algún modo volverse eso que lo protegiera del mundo había tantos sentimientos encontrados que parecía que repetía lo mismo en su cabeza una y otra vez, (déjalo y vete por otro lado tómalo y amalo), pero hacerlo significaría destrozarlo tal y como había hecho con Ayami.

    Sonrió ante la pregunta infantil puesto que había sido cargada con tal fe en él que no se sentía merecedor de ella, sus manos tomaron con cuidado el rostro del niño para levantar su carita ligeramente y poder ver esos hermosos ojos borgoña, ladeo el rostro mientras los admiraba embelesado por esa dulzura que comenzaba a llenarle los sentidos en cada parte de su retorcido ser ¿sería suficiente? se sabía poderoso como para poder protegerlo a él también, incluso podía tentar a la suerte y decir que era temido, al menos en nombre puesto que cuando lo conocían en persona no se podría decir que era alguien letal.

    Y ahí estaba el gran líder de una banda de matones con tendencias suicidas y necrofilias derrotado por el lagrimeo de un mocoso, rio divertido mientras se dejaba llevar por la encantadora mirada del chiquillo que aun asustado podía cautivar su corazón de una manera letal, lo hacía sentir amado, sin tener que llegar a algo pasional, obviamente lo deseaba ( que un no sabía porque le excitaba tanto tocarlo ) pero no le importaba si no se lo llevaba a la cama, tenerlo junto a él hubiera sido suficiente ¿Tal vez como decía Vito comenzaba a hacerse viejo?

    - ¿Cómo crees que te dejaría morir? -Se acercó a él mientras depositaba un beso cariñoso en los labios, de esos que parecían estar llenos de dulce y solían ser adictivos - Antes me llevarían a mí al Gehena y aun así regresaría para salvarte -Como le decía que se estaba metiendo tan dentro de él que temía no poder sacarlo, ni siquiera estaba pensando muy bien en lo que decía, solo sabía que no quería que ese niño fuera lastimado que deseaba verlo feliz y completo- Creo que Mayia debería mandar a alguien más, le pedí que no te metiera en las misiones del Clan- lo miro con cierta intensidad que ni él podía saber en qué momento su cuerpo entero parecía corresponder a sus miradas de deseo infantil, porque le provocaban tanto? tal vez ya estaba cayendo en el último peldaño de la depravación y Kotetsu era una especie de demonio embustero que venía a cobrar todos sus pecados. Pues bien, si Kotetsu era su verdugo ¡Bendito fuera el Diablo por tan bello demonio!

    -Mírate, estas temblando- le paso la izquierda por detrás de la espalda mientras que la diestra acariciaba el rostro para limpiarle las lágrimas, de vez en cuando se acercaba y con los labios las secaba aquellos detalles que después de hacerlos lograban en su interior ciertos reproches puesto que no eran "normales" comenzaba a sentirse tan fuera de lugar, que se detuvo y su semblante cambio de un segundo pasando a uno más serio y pensativo, ¿qué pensaría Kotetsu en su cabecita? ¿Que era Jamal para él? una especie de venganza por lo hecho a su madre? Vito lo haría no tenía duda de eso, puesto que Ayami la poderosa Yura Ayami había sido alguien temible sí, pero muy querida por cuantos la conocieron había despertado demonios en su mayoría hombres que seducidos por su indomable espíritu los transformaba, las mujeres que naturalmente atraídas también por la encantadora fuerza que solía infundir se convertían en amigas, hermanas incluso. Entonces que era él, después de todo él todavía no era el artista que quería ser, aun no lograba el poder que necesitaba para proteger a los suyos, ni siquiera podía cumplir la mayor de sus promesas.

    ¿Que era él para sus hijos? ¿Para Kotetsu? ¿Que fue para la misma Ayami? pensarlo le había obligado a negarse a sí, hundido en pensamientos deprimentes buscaba refugio en la soledad y eso lo volvía mas débil contra la enfermedad que poco a poco lo iba carcomiéndolo hundiéndolo más en una locura de la que no había salida.

    Pero aunque una parte la más cuerda seguro, se sentía con la obligación de alejarse del niño y mantenerlo protegido, sabía que si movía sus influencias con algunos del Clan Ookami podía asegurarle la vida de samurái que el niño deseaba, seguir los pasos de su madre y ser alguien que sirva a la justicia y al Emperador, hacerlo un hombre de bien, así ella estaría complacida de que Jamal cumplía con el amor que enfermizamente le profeso hasta el último día de su cordura, pero seamos honestos Jamal ni era un buen hombre ni estaba cuerdo, Jamal así como era deseaba a ese niño ¿porque razón? no lo sé, solo se sabía que cada que se miraba en aquellos ojos de aspecto infantil se sentía dueño de él y de sus sentimientos, podía leer que el chiquillo le profesaba amor, no era como sus niños que lo miraban con cariño o admiración, no, había amor en ellos y se sentía bien, muy bien, hubiera jurado que Afrodita lo había bendecido y que estaba bien jugar con el chico, jugar con él hasta cansarse y sentirse lleno de energía y proliferar ese cacareado amor, así su vida podría cobrar sentido nuevamente, no le haría daño, solo lo amaría y cuidaría de él hasta que lo inevitable llegara entonces cuando ella regresara podría por fin acabar con su existencia.

    Que dulces le supieron aquellas palabras dichas por sus voces poco elocuentes pues habían usado la droga más mortífera en él...Kotetsu.


    -Ahora, dime ¿has pensado en mí?
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Mar Mayo 31, 2016 5:14 pm

    Yura Kotetsu se dejó manejar a voluntad de las manos ajenas porque se sentía bien. Protegido y agradecido, era consciente que de momento no podía hacer gran cosa por sí mismo, después de todo era un mocoso y sus plegarías de convertirse pronto en alguien fuerte estaban dando pocos resultados. Así que sólo le quedaba aferrarse a las manos que le eran ofrecidas como una tabla de salvación para volverse más fuerte.

    Claro que estaba temblando por el miedo y por la emoción: estaba frente a Jamal. El hombre al que amaba. ¿Por qué iba a estar mal amar a una persona? No importaba si era hombre y alguien mayor, lo importante que el cariño fuese recíproco, y cuando Jamal lo tocaba de aquella forma, y cuando Jamal lo miraba de aquella forma, y cuando Jamal le hablaba de aquella forma el menor estaba totalmente seguro que debía ser amor; si no lo era, entonces era ignorante y no sabía como llamar a aquel sentimiento.

    Un puchero adornaba su rostro. Frunciendo un poro el rostro. Pasó su mano por sus mejillas en un intento de borrar el paso del llanto de pánico por éstas pero sólo dejó un manchón sucio en la piel pálida.

    -Yo le pedí a Mayia que me pusiera en este tipo de misiones, las puedo hacer y quiero ser útil para... -chasqueó la lengua y desvió la mirada encogiéndose sonrojado por lo que estaba a punto de decir, y aunque viera a Jamal como una especie de dios o deidad a la cual acudir cuando se sentía solo habían cosas que no podía simplemente soltar sin más pero... era Jamal, así que se obligó a hablar-... para ti, quiero ser útil... ser fuerte, protegerte y ser útil -repitió con el ceño fruncido. Alzó la mirada carmín y después gruñó bajito.

    Y nuevamente se volvía a poner rojo, hasta las orejas, es más, hasta el cabello albino si hubiera podido se hubiera puesto rojo. Desvió por completo rostro y apretó la quijada, jadeó y afirmó con un movimiento de cabeza ala última interrogación.

    - Sí -fue su escueta respuesta. Su mano se estiró y acarició la de Jamal-. He pensado mucho en ti... -inquirió con tono suave-. En el clan... -los carmín se clavaron en el piso- seguimos entrenando duro pero, creo que siguen creyendo que soy un traidor, eso no me importa... quiero ser un guerrero muy fuerte al que todos teman -dijo decidido y después suspiró sonriendo-. No me respondiste... ¿ya comiste? Podemos bajar a la ciudad... estas sucio, yo también, podríamos ir a una posada comer algo y después descansa... -invitó sin soltar la mano-. Debo de volver d einmediato que me respondas el mensaje de Mayia...
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Mar Mayo 31, 2016 6:04 pm




    Kotetsu respondió de una forma tímida y maravillosamente poco elocuente pues Jamal no se creía la gran cosa para hacer que el chiquillo quisiera verlo a no ser que el sintiera algo de verdad por él ¿pero que sabía un niño de amor o deseo? Pero al verlo y al notar el sonrojo que cada vez iba en aumento sin duda provocado por aquella revelación, logro que el mayor comenzara a reír primero despacio y luego bastante divertido se hecho hacía atrás dejando caer su cuerpo que sostenido por sus manos al caer apenas lo mantenían lo suficientemente levantado para sentarse y ver a Kotetsu de reojo, que divertido era ese chiquillo, pensó que de alguna manera se parecía a sus propios hijos quienes deseaban de alguna manera ser más fuertes, mas diestros en las artes o más justos.

    Al parar de reír a causa del dolor en su estómago producto de una risa descontrolada, dejo caer su argumento de adulto "responsable" pero por dentro estaba más que extasiado, Kotetsu había logrado lo que pocas, si digo prácticamente ninguna, habían logrado que su corazón volviera a latir por una sensación de calor que era provocada por aquel niño, podía sentir ese sentimiento surgir dentro de él, pero no lo ahogaba, ni lo destrozaba por dentro.

    -Tonto, con que estés a mi lado está bien, no necesitas ser fuerte, ni protegerme- Se acercó esta vez con una amplia sonrisa llena de ¿emoción? si estaba contagiado por aquellos sentimientos que notaba dentro del chico, estaba embriagado de una manera casi...hermosa, dentro de sí podría sentir el enorme cariño que comenzaba a crecer y marchitarse, como el ciclo de la vida todo dentro de la pequeña burbuja que era Kotetsu. Se acercó a él con una rodilla tocando el suelo polvoriento algunas de las hojas del artista comenzaron a revolotear atraídas por una pequeña ráfaga de viento alto que comenzó a elevarlas en un pequeño torbellino mientras alborotaba los cabellos de ambos en un intercambio de miradas.

    -Yo seré fuerte para ti, te protegeré con mi vida si es necesario. Claro que debes compartir esa promesa pues tengo tres tesoros más quienes ocupan un lugar especial- Levanto su mano para acomodar un mechón que había caído indiscreto en la mirada del infante - No necesito nada mas con que estés a mi lado lo que reste de mi vida.

    ! Que egoísta eres ¡Pudo escucharlo fuerte y claro dentro de su cabeza mientras levantaba la barbilla del albino y depositaba un nuevo beso esta vez tomo presa su labio inferior para besarlo con dedicación, al separarse sonriente como estaba se levantó tomando la mano del menor al mirarla dentro de su mano parecía tan pequeña que le causo gracia, esta pequeña manita quiere protegerte, que ridiculez, pensó, pero por dentro, por dentro Jamal estaba emocionado cual joven veinteañero!

    -Vamos, esta vez are lo que tú quieras.

    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Vie Jun 03, 2016 7:53 pm

    La mirada carmín brillo de admiración ante la revelación que le hizo el líder Yakuza, con estar a su lado era suficiente. Sus mejillas volvieron a sonrojarse y sostuvo con fuerza la mano que le ofrecían. La apretó y miró de reojo al mayor. Se pegó un poco a él y aclaró la garganta para hacer pasar por un momento la cantidad de verguenza que estaba sintiendo en ese instante justo.

    -Si vamos a hacer lo que yo quiera... no me trates como un niño, no lo soy -soltó la mano, sólo porque sí la seguía sosteniendo, Jamal se iba a dar cuenta que estaba nervioso, de lo feliz que estaba de volverse a encontrar con él estaba sudando frío y temblando. Aspiró por la boca y avanzó dos pasos, se giró dejando sus manos sobre su cabeza-. Recoge tus cosas... y vamos a comer panceta de cerdo con huevo frito y arroz... tú vas a pagar por la comida -advirtió sacándole la lengua y volviendo a andar.

    Una vez en el restaurante, el pequeño notó como no había nadie en la cercanía. Es decir, no había ningún guardaespaldas que estuviera alrededor o al menos no visible. Dio un largo sorbo a su té y después clavó su mirada en Jamal, estaba sentado frente a él. Aunque no se notaba por su apariencia, los dueños del lugar habían reconocido al yakuza y habían hecho que una zona completa quedara totalmente desocupada para la comodidad del escorpión y su acompañante que emulaba totalmente a la apariencia física de la samurái con la que estaba casado, aunque los propietarios aún no podían predecir sí era una chica o un chico.

    -¿Por qué lo haces? -cuestionó Kotetsu comiendo de su pedazo de carne y cogiendo arroz con calma-. Vienes hasta el fin del mundo a refugiarte y no traes un sólo guardaespaldas... ¿y si te atacan? Se supone que el líder debe estar rodeado de un montón de gente para que lo proteja... ¿no es así? -preguntó con autentica duda mirándolo a los ojos, volviendo a comer.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Sáb Jun 04, 2016 9:23 am

    Jamal siguió al pequeño sin decir palabra incluso oculto la risa que le provoco el que le pidiera que lo tratara como un adulto, porque la verdad era imposible cada que lo miraba solo podía ver a un niño, SU NIÑO y no es que sintiera atracción por los niños no estaba tan depravado (aun) es solo que Kotetsu tenía algo que hacía que Jamal fuera atraído de manera natural por él, por su esencia por su forma de ser, por todo lo que él representaba para el moreno.

    Cuando llegaron a la zona más poblada algunos de los transeúntes lo reconocieron así que daban ligeras reverencias puesto que era bien sabido que el moreno detestaba que se le hicieran muestras del cargo que tenía prefería de ser posible pasar desapercibido, no era de extrañar ya que, aunque él hubiera deseado permanecer como líder en secreto por más tiempo era algo imposible para entonces, puesto que todo el mundo ya sabía su historia y quien era. al entrar a aquel local el mismo vendedor hizo una reverencia al verlo entrar y de inmediato desalojo parte del lugar para que tuvieran cierta privacidad, algo que Jamal no le dio mucha importancia al menos no de momento ya hablaría con alguien para que por sus atenciones lo ayudaran de alguna manera, que no le diera mucha importancia de momento no quería decir que no le gustara que lo trataran bien, de hecho el moreno siempre había sido de tal manera, mientras alguien le mostrara su afecto era un hecho que contaría con el afecto del moreno.

    Así que se sentó justo enfrente del chiquillo dejo que el ordenara lo que deseaba comer y Jamal por su parte solo ordeno un poco de sake, aunque era muy temprano sentía cierta necesidad para que el líquido inundara sus sentidos, no tardó mucho en que les llevaron el plato de guiso y mientras miraba el plato que previamente les habían servido, el artista jugaba con la comida moviéndola de un lado al otro, mientras miraba la cara sonriente de Kotetsu., ya tenía tiempo en que había dejado de comer pues sus voces siempre le susurraban que no debía hacerlo, alguien lo quería matar…

    -Tonto, de que me servirían guardias si yo me puedo defender solo, además, teniéndolos solo llamaría más la atención y de inmediato me identificarían, cuando te conocí ni siquiera fuiste capas de saber quién era hasta que llegaron los escoltas y mis hijos. - Eso dijo mientras lo evitaba con la mirada, ya que no podía impedir que surgieran asesinos a sueldo dispuestos a cobrar la recompensa que se había puesto por su cabeza.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Sáb Jun 04, 2016 5:49 pm

    Kotetsu se quedó con los palillos en la mano, abriéndolos y cerrándolos, entrecerró la mirada y bufó sin comprender del todo lo que Jamal le estaba diciendo, es decir si entendía, sin embargo no había mucho sentido en sus acciones y en lo que hablaba. Miró de reojo el lugar y partió otro pedazo de carne para meterlo a su boca. Tomó más té.

    -Bueno, en ese caso sí me convertiré en tu guardaespaldas... ya sabes, nadie va a sospechar de que un chico como yo sea una letal arma que proteja al infiltrado líder de la temible Yakuza -dijo todo con cierto tono de misterio que en vez de darle seriedad ocasionaba risa. Al menos esa fue la reacción de la mesera que llevaba más arroz para el adolescente que infló las mejillas ante las evidentes burlas de la chica. La fulminó y notó como ella parecía coquetear con Jamal. No dijo nada al respecto y siguió comiendo en silencio.

    -Ne... Jamal -lo llamó, a Kotetsu no se le daba muy bien el usar honoríficos con el líder después de todo lo que había ocurrido, normalmente era un chico muy educado y respetuoso pero Jamal tenía cierta magia que convertían a Kotetsu en un verdadero niño malcriado e insolente. A la vez que sospechaba que si seguía conviviendo con Jamal iba a terminar por convertirse en alguien totalmente diferente. No le molestaba tal descubrimiento.

    -Ne, Jamal -lo volvió a llamar-. ¿Tienes muchas amantes? Eres un tipo atractivo... así que me sorprende que no te hayas vuelto a casar o no tengas a alguien... bueno ya sabes... una geisha de planta en tu casa... -comentó apretando los labios, sirvió carne sobre el arroz y se lo entregó a Jamal. Sin decirle nada le estaba exigiendo que comiera algo. Lo miró con intensidad, no iba aceptar un "no" por respuesta.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Sáb Jun 04, 2016 6:26 pm

    El ambiente en el lugar era agradable y el olor de la comida que se preparaba la verdad era delicioso. la mesera se acercó para servir un poco de té mientras esperaban la comida.


    El primer comentario del niño le sorprendió tanto que casi escupió el té que se había llevado a la boca y tubo que limpiarse con el dorso de la mano y usar parte de su manga, miro casi desconcertado al chiquillo para luego contagiado por las risas de la joven mesera comenzar a reír divertido, luego de eso le revolvió el cabello mientras la joven se acercaba para colocar los platillos sobre la mesa, la joven era extremadamente bella por lo que no paso desapercibida para el mayor quien le devolvió la sonrisa.

    Luego de regresar su atención hacía Kotetsu, el moreno movió la tasa que se le había servido previamente, haciendo un ligero mohín puesto que deseaba comer, en realidad tenía hambre, pero ...no podía.

    -Entonces primero tendrás que hacerte más grande chibi, luego más fuerte, para entonces ya estaré muerto - Rio divertido por aquella broma macabra mientras dejaba que su mano pasara por los negros cabellos echándolos hacía atrás-

    -Eh? ¿Qué clase de pregunta es esa? - El moreno bebió un sorbo largo de té tratando de evadir la pregunta, mientras tomaba el tazón y lo colocaba frente a él.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Sáb Jun 04, 2016 6:47 pm

    Kotetsu se sintió ofendido cuando las risas por parte de Jamal llegaron también pero evitó que fuera evidente, claro que había fallado pues sus mejillas se habían sonrojado. Se concentró en comer hasta que observó como Jamal sólo jugaba con su comida y tampoco contestaba de modo directo su cuestionamiento. Bajó la mirada desanimado a su arroz, ¿dolido? quizás, en su ilusión absurda e infantil él era el único para Jamal tanto en batalla como en otros ámbitos como, por ejemplo, su cama.

    -Sólo preguntaba -susurró para no dejar el tema al aire y zanjar mejor el asunto, al parecer no era una pregunta que Jamal quería responder y él no quería una respuesta concreta por parte del mayor. Al menos no porque sabía cual era la contestación y quizás lo lastimaría más de lo que ya estaba en ese momento.

    La mesera volvió con un segundo tazón de arroz del cual comenzó a comer Kotetsu más silencioso que antes.

    —¿Y qué haces en Okinawa? tuve que tomar un barco para llegar hasta aquí —comentó, no era el mismo tono impredescible y extrovertido que el de minutos antes, se notaba el cambio, pero Kotetsu tampoco quería que el ambiente decayera por una pregunta egoísta e idiota.

    —Arick-sensei me enseñó una nueva forma con la shinai... dijo que estaré listo para la ceremonia de mayoría de edad el año siguiente aunque debo de entrenar el doble si quiero realmente poder entrar a una batalla de verdad...
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Sáb Jun 04, 2016 7:23 pm



    El moreno se limitó a verlo, le gustaba la forma en que su rostro era iluminado por la luz que se filtraba de los resquicios de las puertas y ventanas, el modo tan interesante en que sus mejillas se coloreaban de un modo nada sutil y escandaloso, había algo que le hacía sentir que era por él, que él lograba ese color tan bonito en el chiquillo, se giró completamente mientras dejaba su mano apoyar sobre la mesa para descansar su rostro y verlo detenidamente.

    -Sí, quieres puedes quedarte conmigo, sin que tengas que ir y venir, y así podrías saber la respuesta a la pregunta pues serías el único entre mis sabanas.

    Se había relamido los labios después de eso, noto aquel cambio en la actitud del niño puesto que generalmente estaba siempre muy animado deseoso por compartirle a Jamal parte de su estado de humor, ya fuera bueno o malo, pero algo gracioso ocurrió se dio cuenta de que no tenía mucho que lo había conocido, y parecía que ya eran pareja de hace años, aun así no se cansaba de verlo, jugando con él levanto su dedo índice y le pico la mejilla la cual había inflado debido al bocado de arroz que tenía en su boca.

    -Vamos no te enojes. Te vez feo.

    LE sonrió animadamente mientras levantaba los palillos enseñando que tomaría algunos bocados, solo porque él se lo pedía.

    -No me parece que estés con los Ookami, en casa hay muy buenos maestros además de que tu querida "sensei" me odia.

    Dijo aquello cardado con una buena dosis de sarcasmo el cual no pudo evitar porque, aunque no había cruzado su camino con el de Arick si sabía que ella lo culpaba por el terrible destino que había llevado a Ayami a huir, además de que todos los atentados contra su Clan se los atribuía a los yakusa.
    avatar
    Yura Kotetsu

    Mensajes : 199
    Inscripción : 13/01/2016

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Yura Kotetsu el Sáb Jun 04, 2016 8:08 pm

    Los ojos carmín se abrieron con sorpresa al darse cuenta que había sido descubierto. Apretó sus labios y sus mejillas se inflaron por la comida en parte por un gesto de vergüenza que emulaba al berrinche de un nene al que no le habían dado un juguete. La propuesta le pareció en cierta forma como una especie de broma por parte del artista, conocía a Jamal y sabía que había una alta posibilidad que esa propuesta fuera de verdad una broma, pero quizás no lo era del todo.

    -Pareces del tipo que es un mujeriego -señaló sin muchos tapujos-. Y si no respondiste antes es porque quizás si tienes más amantes... no me molesta ser uno del resto porque no soy una mujer y jamás te podré dar lo que ellas te ofrecen... pero debes ser por lo menos más sincero -murmuró comiendo, empujó la comida el apetito se le había ido. Después sus ojos se volvieron a clavar en los marrones de Jamal.

    El corazón le latía desbordado cada vez que lo veía a los ojos, era algo que no podía evitar. Sólo empeoraba conforme el tiempo se pasaba y tras cada encuentro.

    -Arick-sensei es buena conmigo -comentó-. Además no "estoy" con ellos... después de todo consideran traidora a mi madre... -le sonrió a Kotetsu-... por culpa de un hombre -rió bajito-. Creo que si ellos se llegasen a enterar de que me veo contigo me iban a asesinar... de todos modos, el entrenamiento que llevó con Arick-sensei me agrada, ella me agrada -movió sus pies y alzó la mirada a Jamal.

    -Me iré a vivir contigo el día que dejes de ser el líder de los yakuza, Jamal -propuso-. De otra forma... son muchas las personas con las que debo compartirte... -masculló lo último mirando de reojo a la mesera que no dejaba de ver hacia la dirección de ellos. Su estomago se sintió extraño. Esos eran celos, sin duda. ¿De verdad eran celos?

    Frunció el ceño y se cubrió la boca. Miró la comida después a Jamal y dio un manotazo para que el hombre no comiera de los alimentos. Kotetsu se sostuvo de la mesa y después cayó directo al piso donde vomitó sintiendo que se ahogaba. Aspiró por la boca, le costaba trabajo respirar. La chica llegó corriendo asustada.

    -¿Qué está... ¡madre! ¡padre! -gritaron los comensales. Entre las sombras un hombre frunció el ceño, el idiota de Jamal no había comido nada de la comida infectada con hongos venenosos en una porción pequeña eran nocivos a la salud pero no tan graves, Kotetsu se había dado cuenta a tiempo, la misión debía ser abortada, pensó aquel zorro mientras huía lejos de la escena del posible crimen.

    Kotetsu por su parte sentía su garganta cerrarse, le estaba costando trabajo respirar, los oídos le zumbaban. Debía estar soñando. ¿Iba a morir? Sus ojos carmín se posaron sobre la imagen de Jamal.
    avatar
    Jamal

    Mensajes : 2473
    Inscripción : 23/07/2010
    Localización : Tokio

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Jamal el Vie Jun 10, 2016 7:34 am


    El moreno estaba ligeramente divertido por las reacciones de Kotetsu, a pesar de que con anterioridad y mucho tiempo antes de que pudiera despertar por completo a la adolescencia él se sentía atraído a las mujeres a las cuales encontraba como una belleza superior al normal, desde entonces había jugado a ser el amante oportuno, el que está dispuesto, el que cumple cualquier capricho, si era un mujeriego lo sabía muchas de las razones por las que Ayami mato a mucha gente era precisamente por su pasado lujurioso, por ello había optado por ser considerado y guardarse para si esos pecaminosos secretos, no es que estuviera ocultando algo es solo que lo hacía por acto reflejo a la imagen que estaba frente a él.

    Se había quedado mirando el bocado que sostenía con los palillos mientras en su mente se fraguaba la idea de dejar el liderazgo del Clan, en verdad ¿sería bueno ? cerro los ojos pensando en todo lo que tuvo que pasar para obtenerlo, en cuanta gente tuvo que matar para hacerse con el poder del Clan muy a pesar de la oposición de Ayami, muy a pesar de que sus deseos y los de ella estaban encontrados, los Yakusa habían sido el poder que detendría a los Ookami para que no destruyeran su familia ni su amor...

    Amor, pensar en eso le hacía mirar nuevamente a Kotetsu, ¿que sentía por él ? ciertamente Jamal podría decir que la única mujer que verdaderamente amo fue Yura Ayami, ella era su cielo, su luz, por ella iría al infierno y se enfrentaría a Izanagi en persona pero pensar en ello solo lo hacía sentir patético puesto que llevaba años buscándola en los recovecos de Japón y más haya, había huido de ella a Francia para escapar de su imagen al sentirse apesadumbrado por los lamentosos recuerdos de sus besos apasionados, si, trato de olvidarla cuando se dio cuenta de que ella no deseaba ser encontrada, cuando tuvo que cargar con el peso de ser dos padres a la vez...pero era amor lo que sentía por ella ¿no? entonces que sentía por Kotetsu? solo odio por saber que su origen había sido producto del amor verdadero de Ayami y ese otro ser ? . dio un respingo puesto que el solo pensarlo hacía que su cerebro produjera imágenes de ella siendo manipulada por otras manos que no eran las de él y entonces no podía tolerarlo, sentía como la sangre se agolpaba en su cabeza justo en la nuca haciendo un gran nudo que comenzaba a doler, miro nuevamente el bocado sin comer y lo acerco a su boca, fue en ese instante que Kotetsu le dio un manotazo tirando los palillos y vertiendo todo el arroz lejos de él. Jamal se quedó completamente sorprendido por un momento pensó que era producto de una especie de berrinche por no querer contestar a su pregunta, pero al girar para verle y burlarse lo vio tirado en el suelo.

    Kotetsu no era alto, incluso parecía demasiado pequeño aun para su edad, en realidad Jamal no estaba seguro de saber la edad del chiquillo, pero al verlo tirado parecía más indefenso que nunca entonces las piernas parecía que le temblaron por un segundo, el corazón comenzó a latir con demasiada fuerza el bombeo lo sentía en la tráquea mientras que un sudor frio apareció en su frente, echo una mirada rápida al lugar tanto el dueño como la chica que lo atendió estaban sorprendidos, el yakusa endureció su rostro para ordenar a la chica.

    -Tráelo, ese bastardo no puede salir de aquí¡¡

    La chica asintió y salió a toda carrera tomando una shinae justo al salir por la puerta trasera del lugar por donde aquel Kitzune se había colado, el hombre regordete salió apurado detrás del mostrador para ayudar al niño portaba un gran tazón con un líquido negro, miro a Jamal mientras le decía casi en un susurro -Café señor, del que trajo Vito-donno - El mayor asintió mientras tomaba al pequeño albino entre sus brazos para ayudarle a pasar el líquido amargo, una vez que lo trago jamal sé que quedo junto a él dejando que el peso del niño quedara sobre sus piernas- Ve por el médico, tráelo rápido - dijo al hombre este asintió sin decir palabra mientras dejaba solo al líder junto al pequeño.

    ¿Cómo podría describir lo que paso? escribir lo que paso por su mente llevaría cerca de tres semanas pues cuando se tienen tantas voces dentro es imposible saber cuál es la verdadera, incluso para alguien como Jamal el concentrarse en sus propios pensamientos requería de mucho esfuerzo, ahora mismo no sabía qué hacer ni que decir, solo sabía que no podía dejarlo morir, un mundo sin ese niño no valía la pena, era algo parecido al amor que sentía por sus hijos el que lo obligaba a quedarse junto a él pero era el mismo amor dependiente que sentía por Ayami el que le decía quédate con él.

    -Vamos Kot-chan, solo tú no notarías el sabor amargo del veneno ¿no? pequeño pedazo de tonto... -Poco a poco la cara dura del líder se iba relajando hasta poner una de preocupación sintió que podía perderlo, entonces sintió mucho miedo, en entonces sintiéndose completamente inútil no podía hacer más que abrazarlo abrazarlo y rogar por que el chico hubiera vomitado todo, que el líquido que le dio el hombre ese hubiera servido de algo, deseo tener a su lado a Kokoro pues ella sabría qué hacer con su conocimiento de plantas y esas tonterías, o de perdida tener a Alice ahí hubiera sido de mucha ayuda ( recordemos que Ella envenenaba a Jamal cuando estuvo bajo sus órdenes, par a luego darle la cura )

    -Vamos niño no me dejes


    Contenido patrocinado

    Re: You will be mine ( priv. )

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Mayo 26, 2017 1:34 pm